lunes, 2 de abril de 2012

"JHONNY"


Santiago y Jhonny


JHONNY

Jhonny tenía cáncer, poco a poco lo consumió y su mirada últimamente era muy triste, pero aún tenía alientos para observar con ese cariño entrañable y batía su pequeña cola, mientras casi sin ánimo se recostaba en cualquier rincón avergonzado.

Sabía que sus días estaban contados y sentía mucha pena, ese día cuando los ladrones entraron a la casa de mi hermana, no pudo ladrar como siempre lo había hecho, ni pudo proteger a esas personas que eran todo en su vida, y con una triste mirada de culpabilidad los miró como si hubiera sido responsable de lo sucedido.

Tantas veces puso su vida para proteger a sus amos, a esos seres que Dios le había entregado, y tantas observó con aquélla mirada suya, mientras los años pasaban y escuchaba en silencio sus risas y sus cantos… y las voces de los niños que envejecieron a la par con él.

Hoy Jhonny marchó... él nació el día que alguien quiso volar a un destino diferente, pero él vivió cada segundo entregando, cada minuto amando, siempre amando y por ésta razón, no era posible esperar a ver sólo sus huesos forrados en piel... hoy marchó con la ayuda de alguien... así como llegó... como una suave y fresca brisa... mientras alguien volaba... muy lejos también.

Tal vez ni sus restos veamos, ni los tomemos... otros se encargarán de sus cenizas, yo me quedo con su recuerdo y todos quienes lo amamos, como ha de ser... por ser nuestro ángel guardián y por cumplir cabalmente como todo un ángel bondadoso con el trabajo asignado por el destino. 

A tu memoria perrito bueno...


Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 2/12


¡¡LLORA PACHA MAMA!!


Puerto Colombia. RRB.


¡¡LLORA PACHA MAMA!!

No llores madre mía, 
¿Quién perturba tu alma?
¿Quién roba la dulzura,
De la miel sobre la caña?

¿Quién te hiere y te desangra
Cuando a respirar adviertes
Un suspiro de tu boca…
un aliento de tu vientre?

¡¡Respira!!... bota el calor que renueva los cerros
Gime con mis lágrimas sobre tu jardín soñado
¡Ay!... cómo me duele tu dolor… ¡cómo te desangras…!

Escucha el llanto del río… que danzando va sobre las rocas
¡No llores reina consentida! 
Quebrarás tu corazón que no se ha endurecido…
¿Ablandarás acaso su infame alma de acero?

¡No llores madre mía…! no gimas más mi reina linda
Levanta tu grito que escucharemos todos
Nubes cargadas de rocas escondidas
Donde al fin brillarás en éste planeta herido
Y con amor perseguido y anhelado
Te renovarás… con un verdor que danzará sobre las olas
Abonado con las cenizas del olvido.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 2/12








CUCARACHERO


La imagen cuenta de un ave de ocres plumas 
que visitaba mi bohío en noches de luna,
y despertaba antes que el sol
   llenara su espacio de dulzura. 



CUCARACHERO

Dicen no trinarás más en los jardines…
Que tus pálidas plumas llenas de encanto y dulzura
El brillo perderá, y no escucharemos más tus lindos cantos.

Cuentan que las ramas de tu árbol poco a poco caerán
Ya no anidarás siquiera en el rescoldo de mi ventana
Ni una sombra suave robada de la luna
Alumbrará tu camino que creía imperturbable.

Hablaron que ni sobre los kioscos 
A donde buscaste un consuelo.
No retornarás feliz como en otros días, 
Donde los manjares en abundancia regalados
Llenaban esos pequeños vientres que eran tu vida.

Alguien ronda por tu camino... 
Tan cierto como el sol de tus mañanas
Llegarás a un huerto que todos imaginamos
Ahí no existirá la muerte, ni el dolor, 
¡Ni el llanto de la cigarra!

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 2/12

ERES LA LUZ DE CADA DÍA




ERES LA LUZ DE CADA DÍA

Como un colibrí platinado y feliz
Robando las mieles de la vida,
Girando veloz tras esos aromas
Que colocas en sus inciertos caminos.

Como un ángel de alas azules
Extasiada en las flores de colores
Innegable adorar lo que mis ojos besan
Robando de la vida sus sabores.

Como una flor del campo
Blanca y perfumada…
Mi corazón entregado en tu alameda
Al  destino que me tienes cobijado.

Como una rosa vestida de escarlata
Mis labios en los tuyos amante mío
Amanecer soñando de nuevo,
Con éste adorable amor del cual soy testigo.

Como este sol radiante de la mañana
Rayo de luz que penetras en mi vida…
Eres el resplandor sobre mi cansada ventana
Y  sobre mi ardiente piel que te adora como las dunas.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 2/12






¿COMBINA EL HOMBRE CON LA MALDAD?

.
¿COMBINA EL HOMBRE CON LA MALDAD?

Combina con el dolor las lágrimas
La luna que se mece enlutada
Los tintos y el aguardiente de caña
Y los chistes verdes a la madrugada.

Combina ésta tristeza… con los días del ayer
Ya no habrá retorno cuando te hayas ido
Sólo un baúl viejo lleno de recuerdos
Que sin lástima, alguien lanzará al olvido.

Combinan estos tiempos duros…
Con las serpientes que causan dolor
Son sus venenos dagas prohibidas
Que nutrirán sus venas faltas de amor.

Combina el espacio dorado… 

con las pasajeras nubes de tu amor
Y ésta vida plantada en fantasía, 

donde sólo brotan las sales de la vida
Y poco a poco se descansa, una bella flor.

Cómo combina la vida con las sonrisas…
Pero el huerto se llenó de espinas…
Los poetas obligados a morir fueron,
Los niños sembradores de castañuelas
Agonizan antes de parir sus vidas.

Cómo combina la maldad con el hombre
Sembrador de cizañas convertidas en delirio
Rebozan copas con la sangre del inocente
Caminan callosidades por un desierto monte
Donde otros siembran minas…
Destructoras de esperanzas.

Que no combine Señor éste pesar mío…
Pronto quisiera dejar mis pasos en tus manos
Pero es la vida el sueño más divino…
Sin importar si combina ese amor ingrato
Con una extraña soñadora,
Que juega a la locura con sus versos perdidos.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 1/12

¿EN DÓNDE ESTÁS POETA?




¿EN DÓNDE ESTÁS POETA?

¿En dónde estás poeta mío?
Me adueñé de tu esquiva mirada… ¡quién lo pudiera creer, que de esos ojos vestidos de noche…! Quién puede imaginar, que de esos labios que como broche silencioso… que cada día me niega la palabra; pero me antojé de ti… ¡quién creyera…!

¿En dónde estás cantor de mis silencios?
Cada día incitas a escribir algo nuevo… cada melodía escuchada te trae al recuerdo y puedo decir, que aunque no acaricies mi versar… te tengo aunque no te tenga… te poseo aunque no desees… te sueño aunque en tus sueños  te sea ausente.

¿A dónde vas poeta de pechos dorados?
Creo que estás aquí… en la locura de mis pensamientos; te imagino como un fuerte roble de brazos extendidos, donde cobijada y abrigada me presiento… y te añoro como el aire perfumado; con los azahares en flor sobre mi pequeña campiña, y donde los duraznos rosa, anuncian cosechas con olor a primaveras.

¿En dónde te encontraré ruiseñor de mis valles extendidos?
Tal vez allí… donde ya no exista ese roble de flores amarillas… o donde los guaduales silenciosos como navegantes sin tiempo ni horario; buscan un arroyo claro para extender sus manos, y en sus rincones de verdor vestidos, se oculta la anaconda, y las aves cantan; aún sin saber mañana que no tendrán nuevo asidero…

¿Vendrás de mañana antes de la aurora?
Creo que sí… llegarás y en tus manos una rosa roja… para anunciar que por fin amado mío… silenciarás mi boca con un beso, y entregarás el furor guardado en tu piel canela. 



Detallaremos los dos el tiempo que viene… no habrá recuerdos del ayer, no habrá lágrimas; y mirarte junto a mí… tomada de tu mano… será mi gran consuelo.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 1/12


MICHU/A Myriam Jara



MICHU/A Myriam Jara



Aquí estaré sobre tu almohada,
En las noches, cuando presentir que duermes,
Me posaré en tu mesita de madera
Y desde ahí me derrengaré en amores…

Mullida piel, recordarás de tu eterno peluche.
Desde éste dorado cielo vestido de azules
Extrañaré lo feliz que fui a tu lado.

Cada mañana sentirás la tibieza de unamirada
Si al levantar vuelo un ángel de blancas alas
Una pequeña pluma te recuerde,
Que ayer me derretí cual minino entre tus brazos
Y hoy sólo vuelo, soy un ángel a tu cuidado.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 1/12




TIEMPO DE ORAR




TIEMPO PARA ORAR

Aún temprano me levanto...
No es tiempo para seguir depredando la naturaleza
pero sí... Es bueno orar, es un tiempo propicio para hacerlo, pero preferimos unas buenas vacaciones cerca al mar, porque lavarnos con sus aguas... ¿Por qué no?... También es orar.

Creo que la oración es la felicidad, sonreír, también disfrutar los descansos, cada segundo de nuestros días debe ser dedicado a dios y nuestro trabajo por sencillo que parezca, es esa ofrenda que con alegría debemos mantener, pero nuestro olvido es veloz, y mientras nos atragantamos en oraciones y golpes de pecho, hemos olvidado a nuestros hermanos abusados tantas veces y que arrinconados en sus tristezas, lloran cada día por una oportunidad arrebatada.

No me avergonzaré de mi sencillo trabajo, ni me ufanaré de estar arriba donde me hagan honores... ¿acaso las palmeras son fáciles de derrumbar por los huracanes?
Primero caerán los cocos... Pero también poco a poco... Muy despacio retoñarán y serán con la tranquilidad de su tiempo una palmera fresca y fuerte donde anidarán los gorriones de nuevos tiempos...
Ya llegará el momento en que las fuertes palmeras deban caer...

Nuestros segundos pasan... Nuestras oportunidades cada vez parecen más lejanas... Pero de todo lo recorrido hemos de recibir grandes lecciones que nos acercarán un poco más a dios y a la finalidad de su obra.

Que no seamos tan arrogantes de creernos mejor que nadie... Sólo somos el pasto del planeta que será devorado por la madre tierra y vomitado por sus entrañas, pues hemos sido tan malvados con ella, que no podrá digerirnos, pero sí estamos en tiempo de pedir perdón por todos nuestros actos...


Es tan fácil hacer fila para confesarnos... Y también lo es repetir los pecados, igual ahí está la religión que nos permite pecar y empatar, y ni aún así, sentimos vergüenza por nuestros actos;  estamos acabando con la belleza de la creación y ya no tendremos tiempo después de hacer fila... Estaremos tan ocupados y distraídos que cuando llegue la gran ola... Estaremos durmiendo.

Ésta Semana Santa debe ser una semana para recordar que no podemos seguir abusando de los demás, que cada segundo es una oportunidad para el amor, y para sembrar todo lo que con nuestras manos arrancamos... Se nos dona el tiempo y lo desaprovechamos en cosas vanas...

Creo que si tengo chance... Iré a ver el ocaso pues ahí en ese segundo donde el gran astro quiere marchar a iluminar otros senderos... Veremos a dios convertido en muchos soles de colores que nunca olvidarás...


Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 1/12

A LA MUJER...


A  LA MUJER
Hoy levantaré mi voz... (Debajo de la cama)
gritaré a los cuatro vientos que no aguantaré más tortura
que hincada con mis ojos al cielo levantaré una bandera
la de la cordura, la del amor por nosotras las mujeres.

Hoy diré que no regaré una sola lágrima más... que olvidaré todos los desaires que arruinaron mi existencia, y que con una sonrisa nueva pintaré de tintas rojas muchas hojas en blanco.

Cantaré un gloria de mañana y otro al atardecer y soñaré con días mejores para ti... linda mujer, llevaré muchas rosas rojas para regalar a los hombres valientes que nos aman y las espinas las restregaré sobre los machos para que sientan todas las heridas que una vez nos causaron.

Reventaré las bolsas que los inflan y los vuelven inhumanos, y gritaré voz en cuello: ¡¡Viva la mujer... las que los amamantan!! Vivamos nosotras las reinas del planeta sembradoras por siempre de caricias y amores... sobradas en desperdiciar amor... y donadas de la caricia del sol sobre las hermosas flores que aún hoy estropean y maltratan.

¡¡HE DICHOOOO!!


¡¡VIVA YOOOOOO!!! ¡¡MÁS MUJER, QUE SÍMBOLO, MÁS DIOSA QUE REINA, MÁS MADRE QUE DOLOR!! !!MÁS VIENTRE... PARA PARIR CON GANAS, HOMBRES QUE NOS AMEN Y SE RINDAN DE RODILLAS ANTE EL BRILLO APOCADO DE NUESTROS OJOS!!...

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 31/12

¡¡RANITA CONSIGUIÓ TRABAJO!!



¡¡RANITA CONSIGUIÓ TRABAJO!!

Como todos saben Ranita decidió buscar trabajo, pues el dinero hacía falta en casa, el sapo últimamente estaba muy tacaño y le dijo que no tragaría más a costillas suyas y que no le daría más de tragar a una rana vaga que se la pasaba en su hoja todo el día con ese verraco equipo, diciendo tonterías y riéndose de todo el mundo.

¡A trabajar!... yo no voy a seguir siendo el huevón que siga trabajando como burro para darle de tragar a una vaga como usted! ¡¡Crooacccc crackkkk tassssss!!, -la traducción es lo que está antes-.

A lo que mi amiga Ranita muy enojada, cambió de colores, se quitó la ropa y dijo que trabajaría en un sitio donde pagaban para que ella posara desnuda, y además le advirtió que él no le daba de tragar, que ella comía sola.

El sapo salió dando un gran salto y quebró las ramas que sostenían a mi amiga, pero ella empezó a croar como una loca y con sus zancas largas saltó a un bar-lago donde le ofrecieron trabajo, pues tenía un cuerpo hermoso y estilizado y allí iban muchos viejos verdes mexicanos a ver ranitas empelotas, pero al salir alguien le dijo que no… que mejor ahí no pues no ganaría mucho y ella lo que necesitaba era dinero, entonces le ofrecieron trabajo: sería una rana espía, que estaría pendiente de todo lo que los políticos hablaran y ganaría mucho dinero… -mi amiga me contó todo, estaba muy enojada y me comentó que ella no había nacido para sapo- ¡ni más faltaba!... y con aire digno se negó y dijo que mejor le diera un puesto en cualquier  puesto del gobierno, ella necesitaba dinero y ahí sería fácil hacer sus trampas, había tanto dinero y tantas artimañas y la corrupción estaba en todo… que podría sacar en un año lo que no había hecho en toda su vida…

El tipo un poco contrariado pero como era su amigo le dijo que estaba bien, trabajaría allí pero ya sabía… miti y miti…

Ranita le preguntó que cuál era su trabajo, qué tendría que hacer y el tipo le dijo: ¡nada! … a lo que Ranita se lanzó a la laguna ante la furia de su amigo… Eyyyyy brutaaaaaa!... ¡yo no dije nada de nadar!... ¡dije nada de no hacer un culoooo!... ¿es que no entiende?...

Así empezó mi amiga ese trabajo que es tan reñido en el país, hay tantas riquezas para repartir, tantos contratos por hacer, estaría allí con los pocos dueños  del país, sólo abriría su boca de vez en cuando, firmaría lo que ellos dijeran y listo… a vivir como reyes y que el resto… ¡¡pues que coman mierda!!... quién las mandó a ser ociosas y no buscar un trabajo donde todos los estúpidos agacharan la cabeza a su paso.



Ya se acercaban las elecciones y tendría mucho trabajo, era fácil… un pequeño discurso, y ésta vez ya tenían listo todo… unos cuantos pesos para comprar votos ¿y por qué no?... había que llenar el buche al poco de ingenuos que repetirían votaciones sin mirar quién, porqué cuándo…

Es tan fácil contentar a los pobres con un tamal y una coca cola y una botella de ron… de nuevo viviría como una reina y todos a su paso… le harían la venia.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 30/12

NIEVES 3


NIEVES 3


La blanca nieve, brisa y calma.
Mis ojos en los tuyos rocío mañanero.
Sedas de colores regalados
Sueñan con el placer de mi entrega.

Entibia amado mío mis grises mañanas
Mira el horizonte níveo y claro,
Así cual sus ojos que descienden como rayos
Será mi amor parecido a un cántico de águila.

Ensueños de un ayer casi esfumado,
De rodillas te pido cielo mío:
Brota tu ensangrentado corazón un consuelo
Mientras te regalo mis tesoros escondidos.

Riega lluvia éste desierto de amor.
Mañana el verdor será una sonrisa nueva
Y mi colibrí  de flamas encendidas
Mirará de nuevo la azucena de tus ojos…

Brota lirio mañanero sobre mi sedosa piel
Siempre habrá un día nuevo…
Como se decanta el oro sobre el fuego
Me entregaré cual el sol sobre el ocaso.

Doblaré las rodillas, el tiempo es propicio,
El creador en sus mágicos inventos
Me ha enviado éste ardor que me conmueve
Y  toda la pasión, que entibiará mis penas.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 31/12











COMO LAS GRULLAS




COMO LAS GRULLAS  L3R

Déjame danzar un día más
¿no ves que hoy el dorado invita?

Permite que mis alas abriguen ese corazón tuyo
que me incita a danzar sobre los resecos pastizales
y entibias cariño mío con esa mirada 

la locura de mi amor casi olvidado.



Déjame cubrir tus pieles con mis blancas sedas
entregar todo el furor de mi alma buena
nos cubriremos con el atardecer que aliviará mis penas
mientras alguien derriba con sus manos
lo que con tanto amor el sembrador ha regalado.

Cierra los ojos mientras sumisa y entregada
como en un ruego doblas las rodillas
yo gemiré con el ardor que me consuela
y perpetuaré mi amor entre tus ramas.

Barranquilla, marzo 31/12

REÍR O LLORAR...


REÍR O LLORAR

Entrega  amor mío la frescura de tu risa
que sea la oración de la mañana
cierra los ojos hasta que brote el llanto
y dibújame de besos en tu almohada.

Ríe... hasta que mojes tus vestidos
sanando así dolores viejos
contagiarte quiero, no más riegos
es tan poco vivir para matarnos.

Suelo creer en fantasías
donde ese ceño fruncido ya no exista
quiero sonreír siempre vida mía
y olvidar el crucifijo de las penas.

Cántale al amor de cada día
entona himnos que te animen
ya no llores más niña mía
que de llorar aún más me desanimas.

Ríe... hoy la mar está en calma
el cielo azul se tiñe de colores
el crucifijo eterno de tus penas
alguien bajó y ocultó bajo tu cama.

Ya no sangrarás cariño mío
tu dolor calmará pronto al  ver mi rostro…
ya  que vivir  también suele a ratos parecer duelo
prefiero mejor morir  riendo que  llorando.


Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 31/12






TE QUIERO JUNTO AL MAR



TE QUIERO JUNTO AL MAR

Aquí junto a las olas…
Con las caricias de la espuma sobre las rocas
Con tus brazos extendidos al cielo
Con esa maravillosa sonrisa de tu boca.

Sobre la arena cubierta de tu piel
Mi todo en ti y tú en mí…
Viendo agitarse las gaviotas
Y robar un gran pez que entrega el mar.

Aquí viendo el sol en el ocaso
Y brillar dentro de sus cristales como un tesoro
Bañando tu piel junto a la mía
Con el canto que dejan las palmeras…

Te quiero aquí suspirando dentro de mi vientre
Tu boca en la mía apacentando ansiedades
Mi cuerpo pintado de olas azules en tu vientre agitado
Y un cántico de amor desperdiciado…

Sobre el llanto de la mar… el oleaje bravío
Sobre la noche estrellada con tu luna mecida en mí
Te quiero con el brillo de tus ojos…
Hoy se han convertido en negros azabaches
Decántate corazón como la espuma
Y arrebátate para que no muera con mis ansias.

Aquí escucharás el ruido de mi corazón
Cuando al blanquear tus ojos me presientas
Y en ese vértigo de ansias consentidas
Comprendas que el amor estaba cerca.

Te quiero cerrando mis ojos de placer
¡Muérdeme amor…! sacude todo ese ímpetu que tienes
No te olvides que pronto la mar estará en calma
Y pronto también… se ocultarán todos los luceros.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 30/12

LA MOTO DE ENRIQUE


LA MOTO DE ENRIQUE

Vi al tipo muchas veces, sabía que era un puerco, hasta patán me parecía a veces, no soportaba sus groserías y apartado casi siempre de todos, permanecía en las reuniones en un rincón, haciendo burla de todos y riendo a carcajadas por sus propias travesuras.

Era gracia echar sus asquerosos gases cuando había alguna reunión y con el disimulo de sus olores se apartaba sonriente con una mirada de un brillo tan extraño y una sonrisa que para mí en ese entonces me parecía diabólica, siempre el diablo en todos los momentos de mi vida, pues cuando chica el tipo era feliz asustándome con él… arañando paredes y haciendo ruido de gatos en la oscuridad.

Lo observo con las manos ajadas, sus pies sucios, sus uñas descuidadas, los grandes barros en su rostro que reventaba en el espejo donde las reinas nos mirábamos día a día, y un asco terrible me espantaba y me provocaba una ira incontenible y una airosa mirada… pero me daba cuenta que el tipo siempre reía… ¿qué carajos importaba lo que yo sintiera?, él se gozaba todo, hasta nuestras rabias, y así en detalle observaba de vez en cuando que tenía la mirada un poco perdida y que muchas veces me buscaba con ella…

Hoy es un día de esos en que decidí que detallaría sus ojos… eran de un verdor tan intenso que parecían esmeraldas gota de aceite y en su interior un pequeño girasol tan dorado que llegó a conmoverme y el iris entre el verdor de sus ojos parecía escondido entre un pastizal revuelto que aún más los embellecía.

Tenía una moto Auteco que ya había cumplido todos los ciclos de su existencia, ya había trabajado su tiempo y hasta el de los demás, pero a él se la dieron como parte de sus prestaciones sociales de algún sitio donde laboró.

Tantas veces corriendo más él que su pedazo podrido de moto… arriba, abajo, sudado, cansado… ante nuestras miradas y las carcajadas al ver que no encendía, ningún esfuerzo la haría prender y con desilusión se sentó en un orillo de la acera y lloró largo rato, después de intentarlo por días y horas…

Miré a mi padre que era tan burlón, pero ahí estaba callado, conmovido… se acercó un poco y le colocó su mano sobre el hombro… “vamos mijo para la casa, es mejor que no bregue más con ese cacharro, y mire a ver si le dan cualquier dos pesos por esa chatarra”.

Claro que consiguió a quién venderla; como pudo él mismo hizo un documento a mano: “Ésta moto fue propiedad de Enrique y fue vendida a fulano de tal por el valor de cincuenta pesos moneda colombiana” y firmó.

Éste era todo el papeleo… ¡jajajaja!, pues bien, el tipo llegó al otro día a formar la pelea a mi hermano quien se negó a devolver el dinero, lo importante era que había salido de ese cacharro y que el tipo se conformó con el negocio y no regresó más, a pesar de que dijo que lo demandaría, ¿pero ya tenía tarjeta de propiedad de la moto qué más quería ese huevón?...

La primera vez que lo vi satisfecho; respiró profundo… tomó la olleta del agua de panela a dos manos y de grandes sorbos vació todo el líquido en su estómago haciendo pucheros como un ternero… ante la mirada aterrada de Dora María que lo acosaba: “Oigaaaa, no se jarte eso que es para todos”… a lo que él respondía con la cara roja de felicidad: “¡Cállese o le reviento la jeta, boba chocha”… ella respondía furiosa: ¡chocha la suya y la de las vacas ¡


Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 30/12

SONREÍR A PESAR DE TODO...



Si Bea Martin, todos los días tiene esa gran sonrisa a pesar de todo... creo que me he contagiado un poco de ella... ¡jajajaja!...
y no sé por qué río... pero se pega, y es la actitud, no permitamos que aquéllos que siempre están por ahí sólo para criticar y censurar y con esas caronas que no las soporta ni el diablo, vengan a dañar nuestros días... y a opacar nuestras sonrisas.

Sin importar como estemos pasando nuestros días, debemos siempre contagiarnos de lo bueno, es de la única manera que podemos sobrellevar tantas cosas terribles que suceden a diario a muchos, sin ignorar lo que sucede contagiar nuestro rostro de dulces miradas y enormes sonrisas, tal vez iluminemos a otros que están abatidos, y quitemos ese enorme peso de la amargura.

Las decisiones erradas de otros no son nuestra culpa, ya tendrán que sonreír, porque estoy segura de que esas falsas carcajadas les estarán quebrando el alma, pues la conciencia acosa y acorrala y es aquí donde siempre hemos de pensarlo muchas veces antes de hacer algo indebido; respirar profundo, contar muchas veces y mejor... regalar una sonrisa franca a los demás sin el tormento del pecado sobre nuestras putrefactas carnes...

Un feliz día para todos....



Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, marzo 9/1

DONDE TE BUSCABA...




DONDE TE BUSCABA…

Antes te veía en la luna... 
En los luceros brillantes de la noche oscura...
te dibujaba en mis angustias con la negrura infinita de los sueños
donde tímida y asustada te buscaba...

Antes te adivinaba  en las flores del campo perfumadas,
En ese aliento maravilloso que como por arte  de magia expandías
Con el suspiro de la brisa...

Te veía en el sol que arrogante bañaba de luz los cerros de mi pueblo,
y hacías brotar los cafetales...


Antes si... te imaginaba en el rostro de los viejos...
Los que iniciaron con sus hachas a derribar tus árboles, 
Los que con sus palas se motivaron, y abrieron sendas heridas en tu tierra...

Te veía y no sabía que en todo estabas...
en la reseca hoja  caída... mecida por esa voluntad tuya y que sin dolor pisoteaba o encendía,  porque estorbaba mi mirada...

Hoy no puedo seguir...
Ya no te veo en esos ojos que plantaste
Con el ánimo de que sería tu mejor obra...
Los presiento grises, oscuros, vacíos... no te encuentro ahí...

Pero si observo las ramas que aún se mecen...
Las que aún brotan de éste martirizado paraíso...

Puedo decir que te veo tan claro y limpio
Como los ojos tristes de tus aves…
Y de todos los animales que buscan un refugio en ti
Y de todos los ríos y cascadas,
 Y todos los verdores que  mueren en silencio cada día…
Ante nuestra indolente mirada.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 2/12



RANITA EN ORACIÓN


RANITA EN ORACIÓN

Aquí estoy amado mío
Sobre la fuerte rama que plantaste.

Los cristales de tu lluvia matutina
El verdor de mis prados arrogantes.

Mece mi vida la brisa de tu aliento…
Llegan esos aromas a la arrogancia de tus pechos,
Los nardos tus ojos, los cristales tu brillo,
Los diamantes tu corazón,  


Oculto entre rocas silenciosas.

No me abandones cielo mío… 
Mis días son inciertos
Ya no abren muchas flores en mi huerto.

Las bromelias donde escondida del depredador vivía
Hoy parecen sólo escoria yerta y reseca.

No me niegues el riego de tus nubes pasajeras
Que a tu voluntad acarician mi vestido.

¡Qué dulce vivir para adorarte!
¡Qué bello bañarme en las cascadas cristalinas!

Endulzar mi vida con el aroma de los lirios,
Anidar entre los lotos de colores
Sin mendigar amor
A éste mundo pervertido.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 2/12