jueves, 16 de julio de 2015

ME GUSTARÍA [43]

Gian


ME GUSTARÍA [43]

Me gustaría decirte que siempre te pienso, quedo en incógnita, sé que todo es para tu amor, sin embargo, sigo soñando que alguna letra también sea para mí.

Hay un ruido interior que me despierta pensando en ti, como sonar de hojas secas que caen y caen de mi árbol, y nos junta, en un lecho de amores...

Cuando escribo, siempre lo hago con tu musa, porque eres propiciador de sentimientos muy hermosos, no solo te pienso, sino que también te transformo en mi poesía favorita de amor, son esas locuras que van y vienen en el pensamiento,  atrapo letras y sentimientos, para contarle al mundo, que podemos amar sin tocarnos siquiera, y temblar con un verso, como si estuviéramos amándonos.

Me gustaría decirte al oído, que desde que estás, hay un cambio radical en mí;  tus letras son místicas, pedazos de sol que hablan de un Dios extraterrestre que permanece aquí o allá, en medio de una gran locura de gentes que no saben hacia dónde van.

Cada  verso tuyo parece un poco de miel dentro de una flor,  como abeja pequeña bebo de ella, mi corazón se llena y se empapa de ti, amando cada día más, a un sacerdote poeta que sólo habla de la grandeza de Dios.

Estaba como una gaviota herida, pero llegué a la roca en donde estabas, esperé que secaras mis alas con tus besos convertidos en versos, y me alineé, para que el sol a mí también me dictara pequeñas letras.

Ahora preparo mi fusil para disparar rosas, mi única arma son pequeñas vocales y consonantes, con las que pretendo armar un ejército de gente, con una conciencia y un don, que  se doble, cuando aparezca un rey en el ocaso, con una despedida que abrazará otros cerros y otras montañas, en tanto cerramos los ojos, y abrimos el telón, para continuar con nuestra obra.

Raquel  Rueda Bohórquez

Barranquilla, julio 16/15