miércoles, 7 de septiembre de 2011

SUEÑOS DE LUNA



Amor mío, de nuevo estoy aquí, casi como un toro herido...
las dagas fueron clavadas en mi corazón sin lástima...
todo ríen y gritan mientras agonizo y mi sangre brota...

Mis gemidos en silencio nadie escucha; de pasión me consumo...
hay miradas tiernas a mi alrededor pero no pueden ayudar
hay brisa y el mar de hoy lo diviso dorado...
la fuente de mi pecho se derrite sobre el sucio suelo...

Mis manos y mis piernas te ansían con el último aliento;
y vagan mis ojos como dos estrellas fugaces sin verte
y mi alma te busca y no te encuentra...

Has viajado con los luceros y tu mirada es de luz
fugada entre las llagas de mi cuerpo y me alientan con un suspiro
la brisa  suave ha penetrado por mi boca...

He sentido tus pasos y tu cuerpo sobre el mío...
al despertar agitada por mis sueños...
descubro que todo es fantasía... que la vida se esfumó...

Mis ojos miran un espejo olvidado cerca a mi ventana
y en ellos te vislumbro, clavado  en los míos, y me abrazo
como si fueras tú, amor mío, mi luz de luna tallando mi alma.

SHEILA
B/QUILLA, SEPT.6/11.


EL ÓLEO



Hoy observé que los cerros habían sido dibujados con magia exquisita...
ningún pintor podría plasmar tanta belleza sino alguien poderoso
el que adornaba sus paisajes de vida, donde las aves suspiraban
y sus cánticos llenaban mi corazón de fantasías...

Me deleito con cada amanecer, aún viéndolo a través de una pantalla...
alguien trabajó por mí y me regaló para cada día una nueva ilusión,
la de posarme de nuevo y suspirar por el amor.

Entonaré un cántico nuevo mientras mi manos se muevan, mientras mis dedos me indiquen el teclado y mi mente abierta me deje pastar suavemente sobre las pálidas sábanas de lirios blancos sin letra alguna...

Cada hoja movida por el viento, cada beso de colibrí con sus ardientes alas, poseído de amor por cada flor del camino, donde regala las esporas y esparce la vida donde hay aridez, donde los caminos se llenan de espinosos cardos...

Aún así en medio de sus lanzas escondidas, cada temporada regalará las más hermosas flores, se engalanan como novia para su fiesta y se perfuman de la mano de alguien que conoce su candor interior...

Qué poco sabemos apreciar los regalos sin valor, los entregados por el encantador, el que nos invita a dar siempre, a regalar sólo pétalos perfumados, a regar donde hay desierto y a sembrar un árbol donde la mano ávida destruyó...

¿Aún hay esperanzas?... el depredador ha hecho mucho más, pero aún a lo lejos escucho el canto de mi ave consentida, "mi Cielito", el de color rojo fuego y un gran penacho en su cabeza; aún su cántico es un suspiro y un aliento en mi corazón...


Hay anhelos de reconstruir, pero el daño que hemos hecho a la obra del pintor, ha sido grave; antes debemos regar con nuestros ojos y padecer por nuestro propio óleo que es de muerte y dolor, y tendremos que regar muchas semillas... antes de...


SHEILA
BQUILLA, SEPT.6/11.

MIENTRAS HAYA VOLUNTAD




Mientras la nieve aún caiga, se desperdicie como copos ... 
nos anuncie que el frío no será eterno...
que las hojas no morirán y que aún estaremos tibios...

Mientras la música y el canto de las aves brillen como estrellas,
la mano poderosa sobre ellas, para que retocen y anuncien,
con cada amanecer, que hay un día nuevo...

Mientras nuestros ojos miren anidar  de nuevo golondrinas
que se posen livianas sobre sus diminutos huevos
y aparezca  un cántico abusivo  que nunca se llena...

Mientras en el ocaso haya una esperanza...
la del sol naciente en medio de las  grandes peñas...
o desde un azulado mar que nos llene de fantasías...

Mientras las flores cantoras correteen veloces
se endulcen con las mieles del camino felices, sin afanes...
siempre habrá primaveras, otoños, inviernos, veranos...

Mientras nuestros corazones reciban las dádivas con amor
y nuestro aliento nos inspire siempre, y nos anuncie cada mañana;
que si deseamos ver nuevos atardeceres...
¡debemos amar lo que nos fue dado!

SHEILA
B/QUILLA, SEPT.11/11.

AMAPOLAS




El hombre decidió tu suerte...
eres la riqueza unida al dolor
eres siempreviva prohibida
hermosa y tierna escondida
como la depravación ...
el beso hurtado en tu propia casa
violetas son tus ojos de llanto blanco.

Alguien te tomó y te transformó...
los lúgubres espacios tu aposento
los rincones donde la maldad y el lujo
se arrinconan sendientos de tu sabia...

Aún así... triste y perfumada...
sentenciada a muerte...
no es tu culpa la maldad
ni que tu sudoroso corazón
destile fuego que hace sucumbir
y que penetra en el fondo;

en el oscuro lago del perverso
que antes de verte muerta,
te herirá de nuevo con la espada
y hará sangrar tus  entrañas
para poseerte....

SHEILA
BQUILLA, SEPT. 5/11.