sábado, 26 de agosto de 2017

ESTA TARDE (14)

LA TARDE (14)

Se arremolina entre las hojas,
se va con su austeridad
y un pájaro a lo lejos escucho;
una puerta que se abre y una voz:
"¡bueno vamos!", /al fin cumplió la promesa,
y entonces dejo el poema a medias,
porque la libertad me regalará unas horas
viendo al Magdalena.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, 26 08 17


ERA TAN BELLO (15)

ERA TAN BELLO (15)

Siempre inspiraba
a una canción trepada en la boca,
con los brazos abiertos la sonrisa loca
y el corazón palpitando,
como queriendo salir de su resguardo.

¡Era tan bonito su rostro!...
Las cejas parecían arcos inmensos
por donde pasaban todas las cosas bellas de la vida
y se quedaron en su estación un día,
abriendo la puerta al sol
sin entenderlo siquiera.

Su boca guardaba hermosas joyas
y de su lengua sólo salían palabras de ánimo
que las repetía con un te quiero
que brotaba dentro de sí
pegándose en el alma.

Su cuerpo parecía el de un caballo fino,
su estampa sobre la cuesta con un ocaso anaranjado
ansiando del amor una estadía
en el lomo ancho y fino de su potranca.

¡Era tan bello mi amor!...
Tendré que ver los desechos de la flor,
tener fortaleza para saber que eso somos:
Un poco de brisa marina entre los ojos
y una perla tras otra llenando el mar.

¿Qué ha quedado de ti?
Vives en el recuerdo que te ama,
en el despertar del Rey en las mañanas,
en el ave que canta su madrigal
en tanto asomo a verte y escucharte
desde mi ventana.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, 26 08 17