domingo, 8 de enero de 2012

MIENTRAS ENVEJEZCO

Mientras me tomo el tinto del día
La fragancia exquisita que se pierde
Como las miradas tuyas tan esquivas
Y las palabras que día a día escribo.

Escucho a Di Blasio
Coquetearle a las niñas de sus ojos
Con ese cántico de amor que las adormece
Enredadas en sus tiernos brazos.

Un dolor nuevo me aqueja
Puedo sentir que aún estoy viva
Al respirar... mi pecho me conmueve
Y observar que estás aquí conmigo.

Suele la soledad ponerme inquieta
Cuando acompañada de mil besos me sentía
Sientes al tiempo como un castigador,
Que permite que te vean,
como la silla vieja que camina.

Y aún así.... con mi mirada enardecida ...
Escucho un trino nuevo cada día...
Aquí como una tibia enredadera
Que poco a poco deja de levantar sus brazos
Me descanso liviana en un regazo
Que conoce bien todas mis quimeras.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, enero 8/11

ALFRED ASÍS DIJO

ALFRED ASÍS DIJO: 


Que nos vamos pa Chile.

¿Y quién dijo miedo?
Que el viejo se encargue de mis niños
Que cuide y le eche comida a los pericos,
Si lo muerden... ¡que se cure!...

Que lave la ropa sucia
Y los chicos, que le ayuden.
Que no busquen más la calle ni la rumba
Porque yo... ¡me voy pa Chile!

Qué se rían de mí, también hay derecho,
Puede ser que sólo sea un sueño,
¡Ah!... pero soñar también es rico...

Que Yabel guarde sus revistas porno
O que las lleve para verlas con Benjamín,
Creo que allá estará Albertina 
y las ojeará con disimulo...

¡¡Que lleven tequila con gusanitoooo!!
!!Ayyy qué alegría!!
Me... me... pues sí... 
¡¡Me orino de la dichaaaa!!


Pero si a última hora me dicen no... ¡no se puede!
No importa, al menos quedará un recuerdo
En todas sus sonrisas.

Barranquilla, enero 6/11

MIENTRAS PIENSO EN TI

.
Qué lluevan besos sobre tu piel
Qué delicia soñarte a mi lado
La música son tus manos y el resto todo mío.

Que el piano siga su ritmo
Tus manos sobre el teclado
Imaginaré que es mi piel...

Qué bello soñar... imaginar... creer...
Nuevos acordes invitan... una pose nueva...
Una mirada ardiente... más que ayer...
La luna... si... la luna hermosa
Desde mi ventana la observo
Y un suave rayo me penetra...

Imaginaré que eres tú
Que el placer no termina
Aún aletean tus manos como mariposas
Mi corazón como el trino de un jilguero

Qué bello es pensar en ti
Cada mañana...
Cada noche antes de profundizar mis sueños
Confiada en el sonido precioso que estimula
Que me hace cerrar los ojos y perderme
En un lago inmenso donde se aquietan mis locuras.

Raquel Rueda Bohórquez
Enero 6/12

UN DÍA PARA LEVANTAR LA MIRADA

Un día para levantar la mirada... sin cansarnos
Para agradecer por cada sonrisa y cada golpe
Me acabo de dar uno tan fuerte en el patio
Que imaginé era una invitación a sentarme un segundo
Aún me duele el cuerpo, pero mi alma está intacta.

Qué hermoso me parece estar respirando de nuevo
Espinas... son muchas y tantas que aún tengo que sacarlas
Algunas pugnan por salir pero se adentran de nuevo
Aún no puedo dejar de llorar al mirar mi tiempo atrás
Como un desperdicio que se lanzó al viento.

Pero el mar... ese mar azul que tanto amo y poco veo
Perdido en el estero de mis sueños... ese índigo precioso
Nunca cansada de nombrarlo... está ahí... sobre mi cabeza
Convertido en nubes bellas que corren veloces
Que surcan el viento buscando otros desiertos para regar.

Qué bella es la vida... no importan las dagas...
De a poco iré construyendo poemas y las sacaré
Aún la sangre brota y se escurre por mis piernas
Aún me duele todo... aún está pálido mi rostro
Pero allí... observo de nuevo mi tesoro
Que aparece entregándome el primer beso del día
Entre nubes que se tornan de colores
Dibujando como el mejor pintor
Un gran arco iris que invita a orar y a bendecir.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, enero 7/12

CORAZÓN DE NIÑA

.

Para mis amigos mi corazón de niña
Ellos me conocen, ellos saben que soy una vieja descarada
Sólo espero bajo las sombras de mi encino
En la misma silla que les nombro
Esa mirada altiva que me huye...

Qué niña soy a veces...
¿Qué importan mis canas si el cansancio vence?
Vengo a danzar contigo amado mío...
Amor de viento perfumado a pino
¿Qué cantares te he de enseñar para que me mires?

Deja que mi cantor dibuje sus manos en el teclado
Una melodía de amor para mis oídos
Un abrazo para ti descansada sobre tu vientre
Con esas dos flores en mis labios.

¿A quién le importa si ya estoy vieja?
Viejos los muertos que no sonríen
Más ellos dibujan una sonrisa eterna...

Viejos los que no danzan
Viejos... viejos los que andan por la vida
Sin una amor ni en sueños
Sin un poema en sus labios
Sin una oración en su boca.

Quiero ser la niña de tus ojos
La enredadera en tu cuerpo
El dorado que enciende tus pupilas
La vieja cansona que te roba el sueño.

Quiero gemir como una nena
Cuando bese tus labios
Cuando con mi lengua quite los granos de arena
Que me invitan cada vez que miro tu retrato.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, enero 6/11

Dedicado a éste bello grupo y
a todos sus integrantes.

SE FUE PARA TOLUCA

SE FUE PARA TOLUCA


Amigos, no lloren por mi ausencia...
Será de recordar
que  camino a Toluca
alguien se perdió...

No se arrinconen con tristeza
ni digan que si lo hubiera hecho,
¡que tal vez si hubiera dicho un sí
aunque fuera por complacerla!

No lloren como nenas...
Ella aparecerá, 
creo que alguien la vio,
lloraba en una esquina 
viendo hacia un nevado.

Sus ojos decían que era a él 
a quien buscaba,
pero no se afanen,
que allí la encontrarán.

Ese destino suyo, tan incierto
la llevó a surcar los mares...

Hoy cuentan por ahí,
que una viejita soñadora
camino a Toluca se durmió.


Barranquilla, enero 6/11

EL LIBRO

Quiero ver sus rostros mañana y que el mío también esté aquí... cada día se va alguien, somos el siguiente paso hacia algo que no tiene reversa...

La muerte es nuestro destino... no hay que temer, dicen que volaremos en una cometa de espuma blanca y que tendremos grandes alas transparentes y podremos entrar a donde deseemos...

Somos ángeles alguien me lo dijo... y nuestras corruptas pieles desaparecerán... no hay miedos... todos los miedos quedarán aquí... provocados por nosotros mismos.

Espero a pesar de todo encontrarnos mañana... si... mañana es un día hermoso... respirar en medio de abrazos de júbilo, reconoceremos que sólo somos mariposas al viento y que tal vez ellas han vivido más que muchos de nosotros, pues su nacimiento fue la gloria aún viviendo más en prisión que en libertad.

Qué felices debemos ser, pero no lo somos, siempre estamos en búsqueda de algo, siempre inconformes con lo que nos toca mirando hacia arriba... es importante en éstos momentos bajar nuestro rostro y comprender que no estamos aquí por error, hay una misión en cada uno de nosotros y no es precisamente llenarnos de dinero, ni disfrutar al máximo olvidando que otros están sometidos a sus miserias.

Mañana... si Dios mío... mañana espero verlos a todos... con un pensamiento nuevo, ya hoy me dí un nuevo golpe... más fuerte que el de ayer... creo... presiento que alguien me está enseñando a soportarlos porque me espera algo... no sé si sea mi viaje al mar azul que añoro... o sea un poco más de tiempo aquí... lo que sea lo acepto porque hay una voluntad y un libro escrito para cada uno... una historia que no tiene reversa... y mi historia ya está contada...

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, enero 7/11