sábado, 9 de agosto de 2014

CUANDO A SOLAS

CUANDO A SOLAS... 

No es a ti a quien amo, mi amor sabe trabajar el fuego, se contenta con el vuelo de las gaviotas, su morral está vacío pero su corazón vive lleno de amor.

-Como sonarían mis palabras si acaso, una luz llegara a indicar un sendero donde tu amor fuera un claro en el camino, y tu mirada el manantial que persigo.

-No quedarían preguntas ni habría respuestas, de lo que sembramos recogemos, pero me importa tan solo, saber que ya no te quiero, que no siento nada, que no me duele el engaño como ayer, sino que hasta lo deseo, porque ahora, mi rostro ha sido elevado hacia el universo de tus ojos negros y la dulzura de un arenal dorado. 

Raquel Rueda Bohórquez 
Barranquilla, agosto 9/14

LOS DOS



LOS DOS

Viendo un mañana junto a ti
llorando pero de felicidad,
programa mis horas el destino
y pregunto: -será-

Me olvido de mí para ser tú
te amo, te quiero es verdad,
-como entonces se transforma todo
cuando vienes a mi alar-

Y en ti como mariposa en una flor
acariciándonos todo, besando el fuego
hasta apagarnos y encendernos una y otra vez.

Huelo las flores tras mi puerta
te veo ir y venir a través de un velo
cierro los ojos, para verte regresar.

Quiero gritar: !te quiero!, si amor te quiero
eres una copa de mi vino predilecto
las uvas azules que no he probado,
eres el deseo más íntimo
que a ti me acerca
como una bendición.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, agosto 9/14




EL GORRIÓN

EL GORRIÓN

9 de agosto de 2014 a la(s) 10:42
Si al abrir mi jaula
Descubriera que la libertad
Es como un beso de madre
Sería un águila libre,
Sin atoros en el camino
Sin apegos a nada.

Si al abrir mi jaula
Te viera asomar sonriente
Entre las luces de un sol naciente,
Dejaría ver el alma de las flores
Y te mostraría la mía sin temores…

Si al abrir mi jaula
Tuviera la certeza de tu amor
Volaría inmensidades,
Desataría mis alas
Y navegaría sobre las olas
Más arriba del último sol.

-Qué dirías acaso de mi loco amor-
Un verso al menos
Un tibio calor reposado en tu rincón
Y yo, abrazada de mis brazos
Bailando, imaginando que eres tú
Y encadenarme entre las brisas de agosto
Siendo una contigo,

Soñando, sin pedir más
Anhelante de una prisión más dulce
Volando en el mismo enredo
Pero estrellándolos de amor los dos.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, agosto 9/14

 




CONTIGO

CONTIGO

9 de agosto de 2014 a la(s) 7:35
Bonito despertar
Sabiéndome contigo entre la brisa.

Un día más para soñar
Descubrir que el sol no se ha mudado
Y que ha salido por su horizonte para todos.

Comprender  que anhela la lluvia  los trigales
Que la tierra tiene sed de amor, tanto como yo y tú.

Contigo en la distancia tan solo
Atrapando poemas en la brisa, porque sí.

El primer madrigal solo tuyo amándote
Sin importar si la hoja que cae durmió
O simplemente se eleva para danzar un tanto.

El lago invisible se pinta de violetas
-Será que mi pintor no tiene oficio-
Parece un vago como yo, inventando cosas raras
Con miles de galones de pinturas extrañas
Que con una mirada se encienden
Y al momento, al segundo
Un paisaje nuevo y maravilloso nos sorprende.

Al fondo el cantar de nuevo
Me ilumina el día un pájaro cantor
Llena de alegría mi corazón saberte feliz
Trinando cada día como la primera lluvia,
Verle  abrir sus alas al naciente sol
Con una febril mirada.

Inicia la lluvia pero por aquí todo es calor
Veo caer gotas y gotas,
Ríos y ríos corren apresurados
Parecen amantes locos húmedos,
Pero están lejos de mi piel.

Anhelo mojarme en ti ahora
Cuando apenas comienza la mañana
Y un día maravilloso nos despierta
Enamorados de la vida
Cual gorriones entre las perlas que caen
Y las hojas secas llenas de rocío.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, agosto 9/14

AMANDO

Foto

CAMINOS

Foto