viernes, 18 de agosto de 2017

ENTRE DOS

ENTRE DOS…

Rafael

Llegó muy suave y ondeó  tu pelo,
Por tus mejillas revolotean alegres mariposas,
Eran mis besos de dulce manzanilla,
El relámpago de tus ojos de miel, en sus desvelos.

Yo

Y tú, paciente como buey cebado
Amante mío, miel  tan solo para sonreír
El árbol más buscado en el camino
En éste bosque donde eres mi rey.

R
Subió por tus caderas, suave y fino,
Trepando atrevido y seductor
Enredado a tu cintura,
Rodeando con pasión a tu figura,
Llenando de azahares a ese cuerpo tan divino.

Yo
Adiviné entonces que al ser enredadera
De tu tronco fuerte me haría dueña,
Y entre más arriba, menos te alcanzaría
Más la brisa sedujo el aura de aromas
Y en  el bosque nació una primavera.

R
Vino del caribe, bravo y pendenciero,
Levantando con furia sus enaguas y  vestido,
Era atrevido, descarado, fuerte y decidido,
Y la atrajo con gracia y con salero.

Yo
De morena raza enamoró a un turpial
Que entre cantos de sol mañanero,
Dejó que se vistiera de oro el campo
Para abandonarse a sus ramas lisonjero.

R
Se convirtió en huracán muy exaltado,
Sacando sus vestiduras con sus mil manos,
Entrando en sus íntimos arcanos,
Exponiendo el pudor de su cuerpo destrozado...

Yo
Dame lirio del valle otro  beso
Árbol frondoso que a tus ramas me acojo,
Fruto jugoso que a mi boca vuelve néctar
Amor, amor de tierra, con raíces fuertes
Atrapando caderas de montaña
Y pechos donde brotan manantiales.

R

Lindo  beso de brisa, caribeña atrevida,
Requiebro espontáneo de un español galante,
Tiernas caricias de un poeta caminante,
Lindos sueños vividos que llenaron tu vida,
¡Espero que con esto tengas bastante.....!

Yo
Que no se canse tu tronco de mis caricias
Que no se agoten tus ramas de mis flores
Que no me dejes, amor de mis amores
Cuando cada una de mis niñas  desvanezcan
Y quede tan solo un hilo de recuerdo
Abrazado a este mágico sueño sin pudores.

Y que nunca muera el amor
Seguirá un árbol estacionado en mi  ladera
Mis semillas cubrirán pequeños troncos,
Un caudaloso río cantará quimeras
Y los dos reiremos como niños
Cuando al fin seamos brisa y aroma en el viento.

Rafael Chacón Martel
España

Raquel Rueda Bohórquez
Colombia 
20-01-15

A LOS CAÍDOS/Barcelona

A LOS CAÍDOS/Barcelona

¡Ay!, si la vida regresara...
Si la sangre tornara a su río, 
si el amor fuese la bandera izada, 
ni siquiera una hoja sería pisoteada.

Regresan las bombas, retornan las balas 
y en el rincón de las hienas se arman leyes 
para abusar y condenar a quien no lleva pecado.

¡Si el árbol tornara a su pedazo de tierra, 
igual que el hombre que fue obligado a su abandono, 
si la acequia a su manantial!... ¡si mi corazón al tuyo!

Nos llevamos la vida pues nos creemos dueños de ella, 
castigamos en nombre de un Dios que nos inventamos 
y acomodamos nuestros pecados al antojo de nuestras ambiciones;
pero Dios es un palacio grande por donde vuelan las aves en libertad, 
y es un bosque inmenso en donde se crecen las semillas y tocan el cielo.

¡Lo siento mucho!...
En esta selva habitada por hombres, 
nos estamos volviendo más peligrosos 
que las hienas para los leones, 
los inocentes pagan las culpas ajenas con su vida 
y se van sin un beso de madre en la frente, 
con la mirada abierta y asustada 
sin saber siquiera el por qué...

El temor de Dios no existe, 
ni la vocación del amor, 
porque no hemos doblado rodilla 
por los que ayer partieron en una barca de madera 
que ahora es de cristal, 
y brilla cual gota de lluvia ante el Sol.

No regresarán las aves a puerto, 
el mar se crece y se vuelve profundo el dolor. 

El cardón ha florecido en el cielo,
 y las espinas no tocan la flor.


Raquel Rueda Bohórquez 
18 08 17

jueves, 17 de agosto de 2017

ERES

ERES

Amor mío,
eres la mariposa azul en mi ventana
tocando mi rostro con dulzura,
amándome sin condición

Eres el paisaje cambiante
la música que llena mi mundo
alegría en lo mucho
y felicidad en lo poco

Eres la letra que estaba pendiente
la oración buscada, 
el arco iris al revés en mi boca.

Cielo mío, eres el sol tempranero
niño coqueto asomado en el mar
como naciendo cada día
cuando eres eternidad.

Lucero azul en mis noches
mudo y silencioso amor que todo me das
amante vestido de rey,
oro puro cantando versos a las caracolas
hamaca de Yabel meciéndose 
balón de niño jugando con las olas
canturreando canciones de cuna a las rocas
moviendo el universo ante nuestra inquietud
sin voz pero con ojos,
donde cabe toda la felicidad
aunque nos maltraten
y todo el perdón aunque nos odien

Raquel Rueda Bohórquez
05-04-15

¿QUÉ PARA MÍ?

¿QUÉ PARA MÍ?/A Daniel

Un poco de afán ha endurecido mi faz
Pero no ha cambiado mi sonrisa.

Quise adivinar de paso un recado para mí
Y buscando en el viento, te sorprendí.

Ventana abierta a un azul mágico
Era la dueña de mi corazón en espacio lejano
Mis tesoros, abiertos a una voluntad mayor.

Pero algo más fue hallado, 
En esa claridad perpetua de mis mañanas soleadas
Se adivinaba la lluvia de mis ojos, 
¿Creen que porque soy varón no lloro?

Lo vi antes de que lo pensaras,
Y con trazos níveos me colocaste cerca de ti,
¡Aquí estoy a tu lado!, ¿Qué te afana hoy?

Tus cachorros están grandes, preciosos
Mis ojos han estado sobre sus vidas
Y a ti, madre y padre a la vez
Te he bendecido con sus voces de alegría,
Con esos triunfos que llegarán 
Como colmenas tras la miel de las flores,
Y entonces, un gran poema repetirás conmigo,
Mi obra ha sido cumplida y eres sumiso a mi voluntad.

Te regalo la luz de una esperanza
Los violetas que dirigen tu andar
Y mis rayos fulgurantes sobre tu hogar.

Antes de que pidas algo, ya lo sé
Eres un predilecto entre mis hijos
¿Qué te puede afanar a partir de ahora?

Marqué tu nombre y mis trazos son de verdad
Un 3 es la certeza de que una luz se enciende
Y otra se apaga, para que adivines mi regalo, 
En tus noches de soledad.

Raquel Rueda Bohórquez 
Barranquilla, mayo 2/15

PALABRITAS MAYO 2015

PALABRITAS DE MAYO 2015

Muchos imaginan que lo que tienen es porque lo merecieron, pero hay otros que imaginan que lo que no tienen es porque también lo merecen, si puedes levantar el rostro por lo que has adquirido sin pisotear a otros, eres bendecido, pero si lo que no tienes es porque te han pisoteado, no hay afán, para los dos está reservado el mismo destino.

Nadie da nada, todo viene de la mano de Dios y a Él es a quien debemos agradecer el hecho de estar vivos, el único bien verdadero

El reloj de nuestro destino es un tambor que dejará de sonar, y será llevado en brazos por almas, no del más allá, sino de las que están vivas en nuestros sueños...

No me puedo llamar ser humano si no hago nada, no me muevo para evitar un maltrato a nuestros ángeles, tenemos que movernos por amor, sino perdimos nuestro viaje a éste maravilloso planeta.

Cada vez que veo algo así, muero de a poco, siento su dolor, su impotencia y creo que no merecemos estar en éste planeta, tenemos que levantarnos y gritar: ¡No más por Dios!, castigo, cárcel y educación, no somos bestias, ¿seremos algún día seres humanos?

Raquel Rueda Bohórquez 
Mayo 2/15 

DE AZUL

DE AZUL

Una imagen, ¿quién pintó a un perro de azul?
Se han burlado de él, y habita con una mirada triste
cerca de un puente.

Así fue encontrado,
parecía nube triste en un rincón
delatando sus ojos viejas soledades

y tristezas que envuelven su manto.

De azul se han pintado mis poemas,
pájaro herido en cuevas de indiferencia,
sin un alar pródigo, sin una mano amiga,
paseando sus miserias, 
conmoviendo a nadie su mirada.

Camino a casa, ¿quién eres?
Gracias a ti me han visto,
¿vendrá una mano que no castigue?,
¿se untará de la tinta azul 
que se ignora de mi alma?

Raquel Rueda Bohórquez 
Barranquilla, abril 3/15

MADRE

Mi amada Princesa 

MADRE

Otra vez tu nombre
como una cruz de diamante en mí.

Otra vez tus ojos
inmensa pradera,
¡esmeralda al fin!

Otra vez tu oración:
Socorro a quien esté afligido.

Otra vez tú, madre mía
princesa consentida de Dios.

Sinsonte gris y trovador
en la copa del árbol más elevado.

Aroma que visita mi vida
siendo púrpura rosa en mi corazón.

Serenata me diste hoy,
de mirla coqueta,
tu canción de amor.

Raquel Rueda Bohórquez

Barranquilla, abril 3/15