sábado, 15 de diciembre de 2012

COMO UNA LOBA

COMO UNA LOBA

¿A QUIÈN BUSCARÈ EN MIS TRISTEZAS?
¿QUIÈN ESTARÀ SIEMPRE QUE LO BUSQUE?
¿VENDRÀ CUANDO LOS ACIAGOS DÌAS Y LAS NOCHES INTERMINABLES?

A QUIEN DIRÈ DE MIS FALLIDOS AMORES...
¿CONTARÈ DE MIS NOSTALGIAS?
DIRÈ QUE UN DÌA SE REPITE PERO NO LAS HISTORIAS
¿Y QUE MUCHOS MARCHAN SIN ESCUCHAR MI LLANTO?

A QUIÈN CONTARÈ DE MI DOLOR AÑEJO
¿DE TUS MANOS CÀLIDAS?
TINTO CALIENTE CON SABOR A TI
SILLA VACÌA QUE ESPERA UNAS PIERNAS
UN FREDDY DE OJOS TRISTES QUE VAGA
SIN LADRAR... SÒLO VIENDO ESE ESPACIO VACÌO
Y BUSCA UN REGAZO QUE SE PAREZCA A TI
UNA TIBIEZA QUE AÙN NAVEGA EN TU SILLÒN
CUANDO DUERME... SILENCIA... SUSPIRA...

VAGA UNA MIRADA HACIA LA NADA
BUSCA UNA SOMBRA... UNA VOZ...
LA MÙSICA MARCHÒ CONTIGO
Y QUEDA UNA ROCA EN EL CORAZÒN
DONDE SÒLO ANIDA LA NOSTALGIA.

Raquel Rueda  Bohòrquez






AQUÌ ESTOY

AQUÍ ESTOY  L4R

Aquí estoy... No he marchado
duermo en el silencio de un día
la luz del sol no hiere mi piel
no me canso... No sufro...

Navego entre las nubes de colores
sobre el iris que trae la lluvia
en la gigante ola que observan tus ojos
en el gorrión que trina con las alas extendidas.

Aquí estoy... No llores...
Te visito cuando me piensas
te amo cuando me amas...
Cuando sonríes a un sueño nuevo
que será tu regreso a mis brazos
con un beso de sol sobre tu frente.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, diciembre 13/12/12






MI NIÑO

MI NIÑO 

SIEMPRE ESTARÀS AQUÌ
TU IMAGEN NIÑO HOMBRE
TU VOZ FUERTE Y AMABLE
TUS SUEÑOS... TUS MIRADAS.

ESTARÀS AQUÌ COMO ESA FLOR NUEVA
UN LIRIO BLANCO PERFUMADO
TUS RUBIOS CABELLOS
TAN DORADOS COMO TU VIDA.

ALUMBRARÀS EL CAMINO DE OTROS
Y EN NUBE BLANCA LLEGARÀS
CUANDO EL AZOR DIVISES
PARA PROTEGER NUESTROS PASOS.

NO HAS MARCHADO...
ESTÀS EN TODOS NOSOTROS
EN NUESTRAS LÀGRIMAS...
EN CADA ORACIÒN QUE SE ROBA EL OCASO.

QUEDA UN OLOR A NARDOS FRESCOS
UNA MIRADA ABIERTA AL CIELO AZUL
DONDE LOS ÀNGELES COMO TU
YA TIENEN GANADO UN ESPACIO
Y LA VOZ DE UN NIÑO ESPERA
SIEMPRE ESPERA... UNA AURORA
EN TRAJE DE MADRE.

Raquel Rueda Bohórquez

PENAS


EL DOLOR Y LAS PENAS, UNIDOS EN UNA SOLA FRONTERA


JNQ

De mis penas quiero contarte , de mis pesares también,
son las nubes que me esconden los reflejos de esa luna
al que ahuyentan de mis ojos y de mis sentidos también.
Son tan grandes mis desvelos por alcanzarte aun a ver,
de tus ojos que aún guardo su mirada y su desdén .
Tengo el alma adolorida y entumecido el corazón.
ya no late ,ya no sangra, se ha secado de dolor
a mi mente la subyuga cruel tormento infame dolor,
curo todos mis lamentos al morirme en tu razón,
de mis labios ya sellados a tu historia de amor.

JNQ.

Tengo una pena intensa que lacera todo mi ser
a mi alma martiriza día y noche a su placer
ya mis ojos lastimados no se cierran al soñar
de tus recuerdos anegados, solo queda el llorar
¿Para que quiero mis sueños? si te llora toda mi alma.
¿Para que quiero el recuerdo? que se lleva toda mi calma.
Arrugado y marchitado tengo sentido el corazón
de esta hiel que envilece cruel y triste mi razón
a mi tumba cavilando doy los pasos de rigor
si se sufre en el alma y me desgarro por tu amor.

RBB

Ya dejaré ésta pena azotadora
Envilece mi alma y arruina mis sonrisas
Un dolor que desangra mis venas
Mi corazón parece un paredón añejo
Allí quedan mis alegrías convertidas en mausoleos
Mis añoranzas que murieron al caer la tarde
Suenan como campanarios viejos
Y el búho se vuelve un soñador con la luna
Tomando entre los dos mis lágrimas
Que se decantan en la arena y mueren.

RBB

¡OH dolor!...Llanto que lleno de madrigales
Odas de la muerte que visitan mi puerta abierta
Como esperando llegues montado sobre un árbol deshojado
Para arropar de a poco éste traje pasajero…
Han tomado una vida por mí… ¿vale acaso la pena?
Se ríen de mi dolor quienes llenan sus arcas con él
Hasta un pedazo de tierra hoy tiene más valor
Que la vida que germina bajo el sol,
A nadie importa un ruiseñor que deja de cantar
Un sonar de sirena como la muerte ya no duele.

RBB

Vengo a tu nido de amor a implorar un abrazo
¿Vale acaso más ese dolor que te consume?
Dejemos de llorar, no doblaré más las rodillas
Estoy asqueada del mundo, me hiere todo… me lastima…
Las penas se han convertido en danza…
¡OH dolor… muerte… llorona vestida de negro!
¡Ya no me visites más…! ¡Toma el violín que mi llanto no soporto!
Lanzaré sus notas al viento… para reír por un mañana que no duela
Un beso me hará sonreír, tu pecho ligero mecido como palmera
Mis brazos como una enredadera final arropada sobre tu vientre

JNQ

Esta pena persistente hace mella en mi razón
mi corazón ya no resiste tanto agobio, tanto mal.
Por las noches yo te sueño en mi eterna soledad
y en las tardes en silencio me agarroto en mi pesar,
por esos tus recuerdos que me saben a sal...Beso
a rabias escondidas... relamiendo mi dolor.
Mudo y quedo vive ya mi soledad, fiel compañero
no se atreve ya asomar, que de tanto en tanto
aumenta este dolor, cruel martirio, cruel penar
vago solo con mis penas, conteniendo mi soñar.

RBB

Mira, tomemos un respiro… Quítame el traje negro
Ven y azotemos el dolor a punta de besos
Entibia mi corazón con el tuyo
¿Escuchas el sonar del viento sobre las rocas?
¿Ves al navegante perdido y el sol pintado sobre las olas?
Dame tu mano, abriga la mía…
Construye un verso que tenga sabor a miel sobre mis pechos
Entrégame todo ese dolor y yo te daré el mío
Seremos ruiseñor y pastizal conjugados en la montaña
Y el dolor sólo marchará quedando de rey el olvido.

Johnny Nalvarte (Perú) Raquel Rueda Bohórquez (Colombia