viernes, 11 de noviembre de 2011

LOBO TRISTE

LOBO TRISTE

Los grandes cerros, donde gemía de noche a la luna
Inmensas bandadas volaban ante mis ojos
Y ella, con su gris mirada, siempre atenta:
¡¡Me restregaba su hocico con tanto amor!!

Pude viajar y perderme con la brisa suave.
La música de flautas de millo escuchaba;
Mis amigos, ¡qué bien me contemplaban!

Levanté al cielo la mirada queriendo respuestas
Tenía mi mundo, todo era bello y cálido.
Tenía un gran encino...
Una hermosa cueva me resguardaba,
Mis muchachos que retozaban de mañana
Y con ansias esperaban mi llegada.

Hoy el horizonte se tiñe sólo de grises
Mi aliento se ahoga entre  blancas nubes
Y observo desde aquí...¿o será de allí?
Aún no lo entiendo;
Pero el depredador acabó con todo...

Mi río, antes lleno de peces gordos,
Hoy se nutre con la carne de mis amigos,
Que no vislumbraron un nuevo amanecer 
Ni lograron elevar una plegaria al Dios Sol.

¡Qué amanecer tan lúgubre!...
Aullaré pidiendo  mucha paz,
Pero el dolor nunca terminará
Mientras mis ojos miren las estrellas
¡Que lloran desde mi martirizada patria!

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, noviembre 11/11


FLOR DE LOTO

 .
Desde mi alma envío
Sones a la paz
Ven corazón mío
Beso de mar.

Desde la lluvia fresca
Flores de azahar
Sonrisas nacen
Donde cardos morirán.

Desde el cántaro vacío
Lluvia fresca besarás
Dame un beso tibio
Con sabor de agraz.

Desde mi boca un beso
Pétalos rosa
Manos acarician
Torso de gladiador
Ven amante mío
Que te esfumas
Como un chupaflor.

Desde mi flauta el alma
Para mi encantador
Gran Jefe Pluma Negra
Sones de mi tambor.


Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, Nov.11/11