jueves, 17 de agosto de 2017

ERES (25)

ERES (25)

Amor mío,
eres la mariposa azul en mi ventana
tocando mi rostro con dulzura,
amándome sin condición

Eres el paisaje cambiante,
la música que llena mi mundo,
alegría en lo mucho
y felicidad en lo poco

Eres la letra que estaba pendiente,
la oración buscada;
el arco iris al revés en mi boca.

Cielo mío, eres el sol tempranero
niño coqueto asomado en el mar
como naciendo cada día
cuando eres eternidad.

Lucero azul en mis noches
mudo y silencioso amor que todo me das,
amante vestido de rey,
oro puro cantando versos a las caracolas
hamaca de Yabel meciéndose,
balón de niño jugando con las olas
canturreando canciones de cuna a las rocas
moviendo el universo ante nuestra inquietud
sin voz pero con ojos,
donde cabe toda la felicidad
aunque nos maltraten,
y todo el perdón aunque nos odien

Raquel Rueda Bohórquez
05 04 15





DE AZUL (26)

DE AZUL (26)

¿Quién pintó a un perro de azul?
Se han burlado de él y habita con una mirada triste
cerca de un puente.

Así fue encontrado,
parecía nube melancólica en un rincón
delatando sus ojos viejas soledades
y tristezas que envuelven su manto.

De azul se han pintado mis poemas,
pájaro herido en cuevas de indiferencia
sin un alar pródigo, sin una mano amiga,
paseando sus miserias,
conmoviendo a nadie su mirada.

Camino a casa, ¿quién eres?
Gracias a ti me han visto,
¿vendrá una mano que no castigue?,
¿se untará de la tinta azul llora del alma?

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 3/15


¿QUIÉN? (27)

¿QUIÉN? (27)

¿Quién coloca una flauta en su garganta,
de tantos matices sus plumas engalana,
me regala un motivo para sonreír,
y otro para llorar?

¡Es que a veces hay basura en la mirada!,
es por eso que bendices los míos con tus lágrimas.

¿Quién regala un suspiro a mi pecho?
¡Ah!, es por ti ahora, enamorada vivo de la vida,
es por un poema que salta de rama en rama
y entre pepitas y flores su amor desgrana,
siendo perlas vivas que nacen
y amores que nos inflaman.

¿Quién bendice con otra mañana?
¡Aquí estoy!, cantaba la rana,
y de a trocitos saltaba de roca en roca.

¡Aquí voy!, cantaba el mirlo en mi árbol,
de nuevo llegó, se cambiaron las hojas;
parecen tiernos pensamientos de madre
advirtiendo que siempre estará,
¡cantando, cantando!...

Raquel Rueda Bohórquez

Barranquilla, mayo 4/15

TU OVEJA (28)

TU OVEJA (28)

Me sentí en tu pecho una oveja
abrigo tu piel, esperanza tus pechos
henchidos de amor, verbo y poema.

Tu mirar era un manso lago,
profundo y sincero, mi llano extenso,
donde pastaba mis ansias
y calmaba mis hambres.

Suelo balar quedo, pero me escuchas,
sabes que un río violento recorre mis venas,
conoces de mis caminos andados y ansiados,
y atizas el fuego que en mi corazón se apaga.

Hoy, mañana, ¡siempre!...
Una oración aprendida de ti.
Tu pecho un sonar de campanas,
tibio manto tus manos, amada niña mía
madre preciosa,
¡bendita flor del campo!

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, mayo 4/15



DÍA (29)

DÍA (29)


¿Qué tiene éste día?

Parece una semilla húmeda,
semeja tu lengua mojada
que en un temblor se pega de la mía.

Este día tiene la exquisitez de la montaña virgen,
quiero trepar a ella y tocar la cima,
vestir con los trajes blancos que lloran las cigarras
y besan los aromas de las flores ocultas.

¿Qué tiene éste día?

Hoy es único y maravilloso,
he manoseado el tronco más fuerte
me he sostenido en Él
cual garza en el pantano
esperando la providencia de un pez.

Este día me enseñó a querer más,
a festejar por todo y por nada,
adivinando el vuelo de los pájaros
que anidan entre versos y tonadas.

¡Qué hermoso día me has dado!

¡Gracias amor mío!…
Gracias por amarme de tal manera
sin importar que sea en tu primavera
la más frágil de las hojas
inventando cumbias al son del viento.


Raquel Rueda Bohórquez
21 8 15