sábado, 12 de agosto de 2017

OLAS (32)

OLAS (32)

La vida se parece a las olas
unas veces en la cumbre
otras acompañadas
pero siempre únicas,
parecen niñas buscando del aire
una suerte más fina.

Aquí estoy pensando en ellas,
la tarde se va y llega el ocaso;
se prepara para un festín de colores
cerca del Magdalena y Las Flores.

Recuerdo el ayer caminando por ahí,
viendo a los ermitaños como yo
buscando un hogar
para verlos salir cualquier día
desnudos y asustados
por la gran ciudad.

Las rocas esperan las olas,
no importa cuántas heridas tallen
porque todas ellas serán salvajes,
parecerán caballos libres
buscando la cumbre en el aire.

Raquel Rueda Bohórquez

12 08 17 

SI HOY FUERA (33)

SI HOY FUERA (33)

Si este día la muerte llegara,
no la espero, ni la esperaría,
más un ruego le dejara:

¡Qué sea leve, que nada duela!
¡Qué se halle la amapola
con su corola abierta
y estén picoteando
los colibríes su rivera!

Si este día me tocara,
¿qué otra cosa puedo hacer que agradecer?
¡Gracias por el llanto y el desamor,
por la lluvia y el rayo, por el beso del sol!

Si este día mis ojos languidecen,
y no fueran tus manos en mis senos
ni tu boca estuviera prendida de la mía,
¿qué importa morir ahora?, el amor me llama
entre lámparas que encienden las luciérnagas
sobre mi cabello cano.

Si este día me llamaras invisible Rey,
si tú, que eres el Ente dueño de mi alma
dirigieras tu cayado al paso del águila entre las sombras
y al vuelo del alcatraz sobre la playa,
¿qué podría hacer ante tu voluntad divina?

¡Bienvenida muerte!, ¡bienvenida a mí!...
Veré en la cumbre mis alas pálidas
arropando a la rosa que perdí.

Raquel Rueda Bohórquez
12 08 17