domingo, 13 de noviembre de 2011

PARA TI...

.

NOVIEMBRE 9/11


SÓLO DESEAR BIENESTAR, SALUD, PAZ Y FELICIDAD.

QUE NO SE OCULTE EL SOL ANTE TU ENOJO

QUE NO SE OCULTE EL SOL ANTE TU ENOJO

 .
Ya quedó desierto mi lago
Los otoños han mostrado su rostro
Y aquí desde mi ventana umbría
Mirando doradas amapolas
He de olvidar pasados días.

Nubarrones grises despejados
Donde un radiante sol espera
Con mi mirada a tus luceros
Tranquila, transparente los admiro.

Tu boca gimió en la madrugada
Y mi alma viajó como siempre;
Más un reseco estero divisé
Sobre un cristal inventado en sueños.

Aquí estoy de nuevo...
Mis manos pintando corazones
En un oscuro charco,
Donde la soledad alumbra mis desiertos
Y el hielo cobija mis suspiros.

¡Qué rojas amapolas de mis sueños!
Mirando un horizonte ajeno al tuyo
Donde la arrogancia opaca los luceros
Y el perdón no entregado en olvido.

La alameda quedó distante
Los sueños se apagan
Se agitan vendavales
Y sobre los inmensos árboles
Una luz suave y tenue 
Anuncia tempestades nuevas.

Ya volarán los pétalos dorados
Llegarán ligeros a tu estancia...
Y con mi mirar enajenado
Teñido de verdes y violetas...

Entregaré mi gran amor aunque no creas
Donde el sinsabor de palabras anunciaron
Que se ocultaría el sol en el ocaso
Antes de pronunciar un "te quiero".

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, noviembre 13/11



MIRADA AL CIELO


Garzón-Huila-Colombia. Fotografía: Liz Nayibe Alvarez Rueda.

MIRADA AL CIELO

Qué azules se pintan mis montañas
Cuando al atardecer de lluvias cristalinas
Bandadas de aves asustadas vuelan
Dejando un corazón y un alma herida.


Qué rojos se tiñen los manantiales
Que bajan de montañas malheridas
Y en la boca del cantante gimen
Tristes y largas letanías.

Qué alegres a pesar de todo
Se escuchan los cantos del sinsonte
Revolotean colibríes por mis ramas
Besan y tiemblan al batir sus alas.

Qué hermoso miro el cielo
Se tiñen los azules y violetas
Y cuando el rojo se mira con el dorado
¡Ahí!... ¡Ahí veo cuando se aparean golondrinas
Y gimen de pasión los enamorados!

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, noviembre 13/11