domingo, 24 de enero de 2016

NIEVA (12)

NIEVA (12)


Si en medio de tus fríos,
De mí te acordaras;
Me confesaras tu amor
Como lo hago contigo...

Si en este ahora
Vinieras a mi lado
En medio de esa fría escarcha;
Los dos congelados.

Seríamos para el cielo
Una bendición;
Y para el sol,
Una imagen
Para clonar caricias.

Raquel Rueda Bohórquez
24-01-16


RÍO DE AUSENCIAS (13)

RÍO DE AUSENCIAS (13)

Alguna vez lo conocí;
Estaba lleno de vida,
De mojarras y peces gordos;
De bonanza y alegría.

Pasó el tiempo;
Todos devoramos y fuimos felices.
En medio de carrangas y abrazos
Se compartió la mesa,
Se brindó con chicha y guarapo,
Y de sobremesa hubo ricas hormigas.

El Río se llenó de ausencias;
De miradas de afuera
Que jamás vieron lo de adentro;
Y poco a poco, sus amigos de ayer,
Advirtieron dinero y poder
En medio de tanta abundancia
Que calmaba el hambre
Y nos hacía dichosos.

Ahora se venden ausencias a peso;
El mejor postor lo buscó de cagadero
Y ni siquiera los escarabajos
Pueden de la boñiga
Hacer balones de juego.

Queda el rojo de las montañas,
Las cabras que ya no pastan ni beben agua,
Porque se quedaron los espinos llorando sus penas
Con tintes de sangre y agua de panela.

¡Ay Dios! ¡Cuánta pena!

El Río de Ausencias
Llora sus penas
Y se va mansamente,
Cual anaconda herida
A morir en su rivera.

Raquel Rueda Bohórquez
24 1 16



SOÑANDO CON GATOS (14)

Sacha para su última visita al veterinario, 
murió mi gordis sin renegar por nada,
se fue pálida como un cirio.


SOÑANDO CON GATOS (14)

Mi hermano Pedro hizo un encargo de un gato, para un familiar; enseguida me preocupé y empecé a buscar en donde siempre los dejan abandonados, cerca de un arroyo; en una carretera, en un portal ajeno, en una caja de madera.

Inicié a correr de aquí para allá; no fue tanto el cansancio, en una vereda los hallé. Había una gran casa vieja, y afuera sin madre, lloraban muchos niños, unos eran rojos, otros blancos con café, unos atigrados; otros parecían peluches afelpados.

Con gran inquietud pero no tuve que buscar, pues uno muy hermoso hasta mí vino a parar.

¡Miau! ¡Miau!, ¡oh Dios!, pensé para mis adentros, /es el gato más hermoso que jamás he visto, tiene ojos dorados como el mismo sol, entre tigre blanco y amarillo, entre rosa y aromas, ¡será el más amado!

Minino se acercó, y mis pies besó... ¿Qué tienes mi gato bonito?, ¿quieres ir con mamá?
Y en esto, hasta mis brazos saltó.

No pude menos que largarme con minino, pues su ronroneo me hizo enamorar de él.

Pero en mi andar, sin saber por qué, terminé en un arrume de tierra; estaba humillada por mi hermano Pedro, ¡qué raro!, ¡jamás he recibido un trato tan indigno, de hinojos, en medio de un montón de tierra, con las piernas sucias y el corazón mojado.
Continué muy triste por el camino, recuerdo que llevaba puesta la bata más vieja de mi madre, casi desleída, pero muy amada; también, que tenía el cabello muy negro y largo, y en medio de mi gran tristeza pensé: ¡Ahora que se joda por huevón!, ya no le daré a mi peluche, ésta joya no será para él, y en mi hogar que era otro, ahí le acomodé.

¡Mi gato! /reclamó

¡No hay gato!, vaya usted mismo y busque uno. Claro que le di la ubicación, quedando como siempre, un tanto angustiada, eran muchos mininos pequeños, buscando en un hogar un poco de amor.

En esto desperté, era otro día, ¿qué más podía pedir?, un sueño se ha consumado, un gato ha sido amado, y mi hermano siguió con mi querer.

Raquel Rueda Bohórquez
24-01-16



CONFIANZA EN DIOS (15)

Aquí la vanidad y el ego están de más. 

CONFIANZA EN DIOS (15)

Mi vida en tus manos
Cual rosa en verano
Y capullo en primavera.

¿Qué me afana si eres mi amor?
Nadie te inventa para mí,
Porque eres el paisaje dulce
Que alegra mis días
Y la serenata del ave
En el gajo más verde.

Sólo a ti doblo las rodillas
Y desde que abro los ojos
Confío mis razones y sueños
A tu voluntad.

Confianza plena en ti
Amor de mis amores,
Lucero de la mañana
Que corretea conmigo
Y en la noche callas
Con luz de luna
Y brillo de estrellas.

Raquel Rueda Bohórquez

24 1 16

TÚ PESCADOR (16)

TÚ PESCADOR (16)
¿En dónde estoy?
Hay una fuente en mí
cálida y serena

a donde voy a buscar
el son de tu sirena.

Hallo en tu mirar
un fresco aroma,
ríe el mar con sus gaviotas
esperan en la orilla 
que traigas en tus olas
payasitos de colores.

Tú pescador, 
que sin herir me abrasas
nadando voy 
hacia tus frescas aguas.

Quiero ser roca en la cuesta
ostra en tus profundidades,
marioneta bailando fiestas
en este carnaval tan corto
de la vida y sus andares.

Pero te veo a lo lejos
agitando con amor mi barca
y en este vaivén me quedo,
pensando que tu mirar profundo
calma en mí toda pena.

Tú pescador de hombres
soy un pez en tu rivera, 
fuerte ola me dejó en tu orilla
y salto de amor si apareces
como agua fresca en mi cristal
y de nuevo torna mi pequeña vida
hacia tu azul profundidad.

24-01-16

MENSAJE EXTRATERRESTRE (17)



MENSAJE EXTRATERRESTRE (17)

Humanos, quisiera volver el tiempo atrás, dar buenas noticias, pero cosas muy graves sucederán en la tierra porque no han sabido vivir como "humanos", una palabra que encierra demasiado para lo tan poco que en verdad son, mi Jefe mayor ha dicho que grandes calamidades azotarán la tierra debido al mal uso que han hecho de ella, causando tanto poderosos como pequeños, grandes males al verdadero paraíso que entregó en sus manos.

Sólo transmito sus pensamientos, ¡ni se crean tan poderosos siendo ricos!, los pobres serán herederos, los ricos que no supieron administrar sus bienes, tocarán de nuevo fondo y aprenderán, que la verdadera riqueza no es poseer, sino dar, y esto lo han dicho poetas; esas palabras se han entregado para que lo pálido torne en púrpura, pero han sido engreídos vanidosos, y ante todo, ambiciosos.

Se les ha donado otro día, quienes se van primero serán salvados de ver tanto horror, quienes se quedan, escribirán una historia que será leída por los que siguen; entonces mi madre acomodará sus capas, cubrirá de nieve lo que antes eran bosques y donde hay desierto la vida será verde intenso.

¿No me creen?, en climas ardientes sentirán frío y también caerá la nieve, los ríos se han secado, pero no crean que es por el tiempo, ha sido su propia mano quien ha resquebrajado la tierra, y el agua se va por entre los poros abiertos y ustedes quedan con sed, y los ángeles del bosque deben huir; muchos saben en dónde hay un manantial, pero ustedes deben buscarlo dentro de sí.

Dice mi Jefe que es preciso un cambio radical, pero que unos cuantos poderosos tendrán que doblar rodilla, porque se han creído dioses; entonces Él los verá corriendo asustados como a los cervatillos cuando son cazados por su depredador, y ahí será que comprendan lo errados que vivieron.

Debo regresar, estaré en contacto, ¡humanos! ¡Humanos!, ¿en dónde están en verdad?

CAPITÁN SJEILA

Raquel Rueda Bohórquez
24 1 16