viernes, 28 de diciembre de 2012

NAVIDAD 2012

Foto: NAVIDAD 2012

Éste año se ha llevado a mis amores
Tal vez una razón para que fueran ellos primero
He sentido la ausencia de muchas cosas en mi vida
Ante todo el amor… ahora que no está mi madre.

Estos días han sido de ruegos y de llantos
De mirar cada segundo  la misma silla vacía
Una cama que se endurece de pesares
Pero que comparto con la niña de mis ojos.

He abrazado virtualmente a miles de personas
Ellas me han regalado su aliento… otras se han alejado
Porque no comparten muchas de mis tonterías
Pero tal vez no comprenden que es sólo buscando compañía.

Deseo que las sonrisas sean como las golondrinas
Se van de mañana para llegar en la noche con sus algarabías
Felices de contar con un día más y ansiosas de un amanecer.

Ha sido un año no tan bueno… 
Pero ha sido fructífero en palabras tal vez no tan vanas
Pues han brotado de mi interior como rocas endurecidas
Y han caído bajo las cascadas donde de vez en cuando
Un dorado gorrión baña sus alas. 

Un año de tristezas, alegrías, sinsabores…
Creo que no me he negado la oportunidad de gritar “te quiero”
A la luz del sol, al caminante herido y emplumado que se arrastra 
Que llega a mi puerta buscando un consuelo…
A ese pequeño lagarto de ojos saltones con su vientre abierto
Donde sus palabras se escuchan en el latido de su pequeño corazón.

No importa si a muchos no les gusta lo que escribo
Yo sólo soy un pedazo de nada del universo
Y no puedo creer que esté incompleto sin mi presencia
Pues todos somos parte de él y de su mágica esencia. 

Me he negado a salir a la calle… me asusta el hombre
Las esquinas y su oscuridad…
Los rumores tras las puertas cerradas donde se obra la injusticia
Mis cuentas de banco vacías sin nombre donde pareciera que no existo
Porque no hay con qué llenarlas.

Pero no me niego a existir…
Cada palabra que sale de mí… no es mía
Es de un labrador silencioso que teje versos sencillos
De un campesino que dejó la honda de lado para labrar su camino
A punta de sueños… de idas… y regresos al mismo sitio vacío.

Prometeré que para el próximo cambiaré muchas cosas
Pero no dejaré de ser yo misma para agradar a otros
No pondré poses de gran señora ni me creeré superior a nadie
Y extenderé la mano a todo aquél que quiera llegar a mi puerta virtual
Porque la de madera debe permanecer cerrada. 

Abriré mi corazón a quienes no urdan la traición 
A quienes no lleguen a mi muro a censurar mi vida
A pretender que hable por ellos pues ha llegado mi momento
Y las palabras no son hurtadas… me han sido donadas por mi Jefe
Quien me dice que tenga valor… pues 2013 será la esperanza
Será ese sueño buscado entre un nido de víboras 
Donde la victoria no es de quien más caballos tiene
Sino del dueño de la heredad.

A todos mis amigos reales, o irreales, virtuales o no
Mi cariño sin condiciones que el Dios de la vida nos proteja
Que el aliento de manos cálidas se encuentra aún más allá de todo
A veces las siento cerca y comprendo que están arriba  de las estrellas
A donde anidan los flamencos y palpita el corazón del águila. 

¡Feliz 2013!

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, diciembre 28/12
Con mi hermano Pablo y mi sobrina Marìa Alejandra/12


NAVIDAD 2012 L4R

Éste año se ha llevado a mis amores
Tal vez una razón para que fueran ellos primero
He sentido la ausencia de muchas cosas en mi vida
Ante todo el amor… ahora que no está mi madre.

Estos días han sido de ruegos y de llantos
De mirar cada segundo la misma silla vacía
Una cama que se endurece de pesares
Pero que comparto con la niña de mis ojos.

He abrazado virtualmente a miles de personas
Ellas me han regalado su aliento… otras se han alejado
Porque no comparten muchas de mis tonterías
Pero tal vez no comprenden que es sólo buscando compañía.

Deseo que las sonrisas sean como las golondrinas
Se van de mañana para llegar en la noche con sus algarabías
Felices de contar con un día más y ansiosas de un amanecer.

Ha sido un año no tan bueno…
Pero ha sido fructífero en palabras tal vez no tan vanas
Pues han brotado de mi interior como rocas endurecidas
Y han caído bajo las cascadas donde de vez en cuando
Un dorado gorrión baña sus alas.

Un año de tristezas, alegrías, sinsabores…
Creo que no me he negado la oportunidad de gritar “te quiero”
A la luz del sol, al caminante herido y emplumado que se arrastra
Que llega a mi puerta buscando un consuelo…
A ese pequeño lagarto de ojos saltones con su vientre abierto
Donde sus palabras se escuchan en el latido de su pequeño corazón.

No importa si a muchos no les gusta lo que escribo
Yo sólo soy un pedazo de nada del universo
Y no puedo creer que esté incompleto sin mi presencia
Pues todos somos parte de él y de su mágica esencia.

Me he negado a salir a la calle… me asusta el hombre
Las esquinas y su oscuridad…
Los rumores tras las puertas cerradas donde se obra la injusticia
Mis cuentas de banco vacías sin nombre donde pareciera que no existo
Porque no hay con qué llenarlas.

Pero no me niego a existir…
Cada palabra que sale de mí… no es mía
Es de un labrador silencioso que teje versos sencillos
De un campesino que dejó la honda de lado para labrar su camino
A punta de sueños… de idas… y regresos al mismo sitio vacío.

Prometeré que para el próximo cambiaré muchas cosas
Pero no dejaré de ser yo misma para agradar a otros
No pondré poses de gran señora ni me creeré superior a nadie
Y extenderé la mano a todo aquél que quiera llegar a mi puerta virtual
Porque la de madera debe permanecer cerrada.

Abriré mi corazón a quienes no urdan la traición
A quienes no lleguen a mi muro a censurar mi vida
A pretender que hable por ellos pues ha llegado mi momento
Y las palabras no son hurtadas… me han sido donadas por mi Jefe
Quien me dice que tenga valor… pues 2013 será la esperanza
Será ese sueño buscado entre un nido de víboras
Donde la victoria no es de quien más caballos tiene
Sino del dueño de la heredad.

A todos mis amigos reales, o irreales, virtuales o no
Mi cariño sin condiciones que el Dios de la vida nos proteja
Que el aliento de manos cálidas se encuentra aún más allá de todo
A veces las siento cerca y comprendo que están arriba de las estrellas
A donde anidan los flamencos y palpita el corazón del águila.

¡Feliz 2013!

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, diciembre 28/12


ME GUSTA 2


ME GUSTA 2

La música, la poesía… la verdad
Ver el rostro de mi madre
Dibujar en los carmines de sus labios una elegía
Pintar en los ojos de mi niño una razón
Descubrir el por qué…
Esa respuesta que nunca llegará
Y musitar desde mi alma una oración.

Me gusta la gente franca…
La que no duela ni castigue
La que no aplique con sus palabras la censura
Y en su mirada no anide la falsedad.

Una mano tibia en mi regazo
Acariciar a mis muchachos
Cuando descubro en sus cristales la nostalgia
Y sentirlos llorar sobre mi hombro.

Tanto me gusta la vida que a ratos me duele
Pero un hálito de esperanza cernido en mi ventana
Como un sueño habitante en el desierto
Que promete un nuevo poema entre tus brazos.

Me gusta… escribir para nadie…
Y que ese nadie seas tú
Descubriendo del interior mismo
Una roca pálida y soñadora
Posada en cualquier cerro del camino.

Cariño… me alentabas a vivir…
Cuando tu tímida sonrisa aleteaba como un gorrión
Y la lluvia empapada en tu traje dorado
Verte correr… danzar… gritar…
Con esa esplendorosa felicidad de tu joven vida
Que aún en el dolor regalabas una sonrisa.

Y aquí… con tu foto colgada
Con tus ojos de mirada única, cálida y pausada
Como un pequeño riachuelo de aguas pálidas
Verte volar amante niño… al cielo…
Y poder descubrir que desde allá lo sabrás
Mientras esperamos con angustia el mismo vuelo.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, diciembre 28/12

CULTIVO UNA ORQUÌDEA


Orquìdeas. Foto Liz Nayibe Àlvarez /12


CULTIVO UNA ORQUÌDEA

De muy lejos viene…
Adornará mañana mi estancia
Regalando de su interior los brotes
Como ese poema que espero de tus labios
Declamado con ardor sobre mí pecho.

Cultivo una orquídea para mañana
Si no florece en enero lo hará en mayo
Cuando mi reina se vista con su traje de gala
Y mi princesa vaya de su mano
Como una quinceañera sin dolor
Sólo el alma de sus ojos claros
Dibujados en el estero y opacados por el astro rey.

Guardo en el rincón más amado sus verdores
Que llenarán de alegría mi hogar
Con el recuerdo de tus manos pálidas
Y esa sonrisa a medias acunando viejos dolores
Donde la calma de la muerte a veces esperada
Nos cubre con su manto acabando en un momento
Con una gran historia de amor.

Sé que estarás ahí…
Cuando el roble se arrope de mi piel añeja
Como un vino caro desperdiciado
Y conocerás la verdad si acaso vuelas… si levitas
Si vienes y vas como una ladronzuela de secretos
Donde la verdad se devela cuando el sol en el ocaso
Y el amanecer recordado de tu viaje no duela.

La cultivo para ti…
Sabrás a quien entregarla pues todo lo donabas
Y encontrarás en sus ojos al ser que debo amar
Donde la hipocresía muera en otros brazos
Y despierte en el silencio de la noche
Viendo que la primavera marchó… ante sus ojos
Y una flor será descubierta 

por el dorado que nace en las montañas.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, diciembre 28/12


A UN CRISTO


Casa campesina. Santander del Sur. Colombia. Raquel Rueda B.

A UN CRISTO L4R

A ese Cristo que habita los cerros
Donde una daga se clava a diario
Se arremete contra el alma de mi madre
Con la furia del hambre de tener.

A ese niño volador que han dejado sin alas
Que no pudo corretear ni preparar un nido
Antes que hambre sed de odio
Antes que amor… indiferencia.

A ese muchacho de traje oscuro
De crines revueltas que danza con la brisa
Un azote sobre su espalda a pesar de su enorme carga
Un gemido silencioso viendo a nadie
Con su mirada de frente descubriendo su dolido norte.

Por ese Cristo que clavamos cada segundo
Sangre… armas… odio… terror…
Juguetes caros para enviciar en los venenos
Donde el alma se convierte en lanza
Y la boca en fusiles de guerra.

Crucificado serás padre mío… una y mil veces
Cada vez que me llevo un bocado a la boca
Cuando olvido el hambre y la necesidad ajena
Dejando sobre mí percha tantos trajes de fantasía
Sabiendo que te bastabas con tu piel aún en invierno.

Por ese sembrador en caminos sin esperanza
Empujados a mendigar en cualquier esquina
Falso poder del hombre que olvida su pasajera vida
Como una mariposa de colores…
Hoy nace desde su propia celda… suspira y muere
Siendo feliz un solo día.

Vamos soñadores… sólo fantasía es la vida
Una barca que no sabemos hacia donde va
Una espada que se cernirá sobre nosotros
Cuando en un parpadeo no veamos pasar el águila
Ni encontremos los gigantes cerros donde anidaba.

Por ese Cristo que a diario herimos…
Una esperanza de un cambio de mentalidad
Una pala será un motivo válido
Un pequeño árbol sembrado en cualquier camino
El riego aún con nuestras lágrimas
Hará que nuevos brotes nos permitan soñar.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, diciembre 28/12