jueves, 3 de agosto de 2017

030817 AGOSTO (46)

030817 AGOSTO (46)

Había renunciado a tu amor
y el violín se empeñó en sus notas
en una mañana cálida,
con la gata blanca viéndome
me di cuenta del oro de sus ojos
y la pasión de sus desvelos.

Tres bebés maúllan y corren
y en este afán me hallo, pero sonrío,
sus morisquetas agradan entre sus pelambres dulces,
el mundo se llena y los ojos se agrandan
y espero un poco a que estén más grandes
para donarlos a una abuela solitaria.

Te habías ido y regresaste…,
es como sentir la lluvia fresca después del verano,
al aire frío que anuncia lluvia temprano
y al olor a sierra húmeda, a campo fresco
en medio de orquestas y bramidos de vacas
llanto de corderos que pastan
y se entretienen en medio de las piernas de la madre.

Continúan las notas… Paganini llena mi espacio,
pensar en los restos de un amor
y el negocio con los cadáveres y en esto pienso:

¿No sería mejor que nos dejaran en el mar?

¡Pobres tiburones con hambre!
Nos santificaríamos más
que seguir llorando y pagando
por nuestros muertos,
pero a mí, que no me cremen
quiero ser un gran árbol en un bosque
un hermoso arce, un roble…

Raquel Rueda Bohórquez
03 08 17






No hay comentarios:

Publicar un comentario