sábado, 1 de agosto de 2015

MISIA ECLAMPSIA [76]

MISIA ECLAMPSIA [76]

Misia Eclampsia se jodió mucho en la vida para sacar adelante a sus hijos, hasta perrera tuvo, limpie y limpie, sacude y sacude, nadie ayudaba a nada, todo era con mucho ruego, ¡por favor esto, por favor aquello!, como si no perteneciéramos a la misma manada, y así se fueron creciendo, a los lamparazos del pae y a las volteadas de jeta no sé para donde, se volvieron mujeres y hombres, pero recuerdo que la vieja era muy consejera, ¡claro!, todo padre olvida las que hizo en su juventud, y entonces, a veces se pasan en severidad con sus hijos.

Cierto día, una de las hijas de Misia Eclampsia llegó al otro día, con cara de yo no fui, armando cipote de escándalo en la puerta, ¡qué pena Dios mío!, decía la pobre vieja mientras corría escapulario en mano pidiendo a la virgen del Socorro que la ayudara a pasar tan mal momento, y si mal no recuerdo, de un momento a otro agarró el fuete o correa de cuero, y con mucha rabia le peló el culo a la muchacha, hasta que se cansó. En una de esas, uno de los correazos le cayó al viejo que rezongaba pero no se metía para nada, y entonces la vieja como leona le dice: ¡usted no se meta sino para usted también hay!, y el viejo sólo dijo: ¡atrévase y verá!

¡Hifuepuerca!, ¡desde hace rato debí hacerlo!, ¡bien me lo decía mi mama que el mejor psicólogo para l@s hij@s era la correa, que por alcahuete era que me pasaban por la faja y hacían lo que les daba en gana.

La muchachita le gritaba a la pobre vieja: ¿qué,  es que me cree prepago?, ¡llego a la hora que me dé la gana, idiotaaaaaaaa!, y aquí la pobre vieja Eclampsia le dio un cascarazo por la jeta para que respetara, recuerdo que se sobaba la mano porque tenía una joda que da cuando toman mucha droga, pero hasta el día de hoy, creo que la cueriza le sirvió a la muchacha porque los otros muérganos, cogieron juicio también.

¡Él me respeta!, ¡él es un hombre bueno!

¡Cállese le decía la vieja Eclampsia, él puede ser muy decente, pero lo que lleva en medio de las piernas es un atrevido que no respeta cuando está firmes!, ¡eche pa dentro o la reviento!


¡¡jajajajajaja!!, escuché la risa de la vieja Eclampsia que a pesar de todo no ha sido tan mala mae...

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, agosto 1/15



No hay comentarios:

Publicar un comentario