domingo, 19 de julio de 2015

GRANDEZA 2 [34]

Domingo, 19 de julio de 2015


GRANDEZA 2 [34]

La majestad del águila
sólo se compara con el vuelo de una madre,
mi águila hermosa quien planeó todo con sencillez
tuvo aciertos tan pequeños como enormes,
siendo una semilla que germinó con gran fuerza y altura.

“El más mínimo de todos,
será el más grande ante los ojos de Dios”,
y cada segundo lo comprobamos.

Planté muchas semillas,
vi que las más grandes morían pronto,
no todas eran aptas para el bosque,
y que las que no podíamos ver,
eran arrastradas por el viento
siempre flores blancas,
empujadas por  la providencia.

Luego advertí una pradera,
pocos árboles,
todos eran muy gigantes,
pero hasta los grandes
tenían flores que volaban
y con leve brisa podían caer.

No hay descuido para mi amor,
su cuidado es por igual,
pero no podemos menospreciar
a esas plantas que se crecen
en las heridas de las rocas,
pues ellas no sólo sanarán tu cuerpo
sino tu espíritu,
y serán más fuertes
que los árboles más inmensos.

Busca sabiduría entre un lecho de hojas secas,
verás cómo hay vida dentro de él,
levanta el rostro para que veas lo de arriba,
sólo eres una semilla por crecer.

Las flores más hermosas
nacen dentro de estiércol de  reses,
¿qué hay de sucio en esto?
suciedad es lo que tenemos guardado,
aquello que nos dice
que seguimos siendo humanos,
semillas demasiado grandes
con una corteza como roca
y el corazón desértico.

Debemos hacernos pequeños
para crecernos y volar como águilas
por el inmenso mundo del pensamiento.

La grandeza le pertenece a Dios
como el verdor a mi madre tierra
y el paisaje a una mirada.


Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, julio 19/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario