domingo, 19 de julio de 2015

SOMBRAS 2 [35]

Chipirila en oración 

SOMBRAS 2 [35]

El gorrión que habita mi árbol
a veces se crece como águila,
si el sol pega de frente
y agranda su sombra.

¡Quiero ser grande!
-Dijo el gorrión a una palmera.

-¿Y para qué deseas serlo?
-Preguntó una semilla de cocotero.

¡Quiero ser como tú
para ver desde arriba el mundo,
siempre estar sobre el mar y las olas!

-¿Crees que serás como yo?
- ¡Qué tonto eres gorrión!, ¡eso jamás!

El gorrión le espetó:
Soy más grande y más alto que tú,
más veloz y sagaz ante mi depredador.

- ¿Acaso me puedes ver?
-¡No puedes tu cuello doblar!

La palmera lo intentó,
pero un sacudón fuerte
hizo que cayeran sus frutos
y uno de ellos hirió al gorrión.

- ¿Sí ves?, no puedo correr,
¡pero sigo siendo más grande que tú!
¿Acaso puedes anidar en mis ramas?
¡Ni siquiera eso, tonto gorrión!,
y casi mueres por fanfarrón.

Una rayo de sol cubrió al gorrión
mientras intentaba volar alto,
y la palmera se sobresaltó un poco.

¡No me hagas daño gorrión!
¡Qué grande eres!
¡Esto es magia, no se vale con trampa!

Magia es saber doblar el cuello
para tomar lo que la tierra nos regala,
y levantar la mirada para ver el universo.

Somos tan solo un punto en medio de todo
aquí no hay grandes ni pequeños,
vivimos como pequeños pareciendo grandes
y como grandes, siendo pequeños.

Aprende a ser como las aves
y si la lección de volar te sirve,
águila serás en cualquier instante,
cuando la luz del sol te sea propicia.

Raquel Rueda Bohórquez

Barranquilla, julio 19/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario