sábado, 18 de abril de 2015

CANASTOS Y MARUSAS [44]

CANASTOS Y MARUSAS [44]

Mary Soco se cambió de nombre, ahora se llama María de la Esperanza, alista un rebozo, unas zapatillas de punta, se  corta las greñas y se las pinta de rubio, habla muy seguido  de  keratina y  alisere, gasta y gasta dinero en las pezuñas, ¡y nada que ver!

Abren las rodillas para que no se les enreden, alistan los canastos, y las marusas,  ¡se quedan!

Lucía no va y me condena a una carcajada, ¿me perdonas Chiqui?, el próximo año será otra velada y en esa te incluyes con buena tonada.

Alisten los aperos, los calzones de hilo, los brasieres de colores, las cintillas rosadas el hachiote, el agua de arroz que ya se habrá secado, el pachulí y ante todo, no olviden llevar la prestobarba para ajustar los hilos del bigote y una buena sonrisa en el rostro para bendecir los pasos y ajustar el tiempo con una oración.

¡Ya casi!, falta poco, y mientras unos corren, otros pasean, unos trabajan y otros escriben poemas, ¿acaso trabajar no es movernos?, es diferente trabajar a ganar dinero, y en esto sí que tengo un poco de enredo, por eso he visto a Mustafá y con él me quedo.

Tiene catre de oro y pozo petrolero, ganas de una novia bonita con más esmero y pienso, ¿seré yo?, ¡no lo creo!, porque ésta vieja, ¡no se ha estirado bien el cuero!

Sonia ya tiene el costal listo, toca llevar dos mulas para la carga, lo mío lo ajusto a mi sombrero, y con Soco y una cabuya atravesada, seguimos la marcha.

¿Dora María?, ¡ojo que no se nos quede, por andar recogiendo hojas y lavando el trapero!

¡Apuren muchachas!, traigan sus bonitos canastos, ¿y las marusas?, ¡se quedan!

Raque Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 7/14
Publicado por Raquel Rueda Bohórquez en 20:03





No hay comentarios:

Publicar un comentario