miércoles, 9 de septiembre de 2015

ABRE EL TELÓN [51]

ABRE EL TELÓN 51]

Detrás de ésta página hay personas que sólo entran a fisgonear tu vida, esos jamás aprobarán lo que digas o hagas, pero detrás de ésta página, también hay gente que necesita una palabra, un abrazo, un beso.

Quise abrir esa cortina de humo de mis ojos, para ver qué había más allá, y me di cuenta que la función apenas comienza.

Somos payasos para que otros rían, no importa cómo te sientas por dentro, hay resplandores que nos cobijan, y son ustedes, los que no se dejan ver jamás, porque temen a ese payaso interior que no permite reír, aunque sea al espejo de agua que tenemos frente a nosotros.

Hay una guitarra abandonada, tiene forma y alma de mujer, y cada vez que recuerdo que un hombre la tocaba, recorre mi piel una corriente que enciende cada fibra, hasta iluminar ese algo que parecía perdido para mí.

Abre tu propio telón, sé tu propio director de orquesta,  permite que todos veamos tu resplandor, a mí se me dio una tarea hace rato, y era escribir sobre ese resplandor ajeno, de gentes que parecen invisibles, pero que iluminan con solo una mirada.

Que no estemos sólo para señalar y criticar a otros, todos tenemos luz para regalar, y el dueño de la planta no cobra un céntimo por iluminar a todos por igual, ¿por qué entonces nosotros, sus pequeños obreros, somos tan engreídos?, ¿nos invitamos un café, y nos poseemos ardientemente en un poema?

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, septiembre 9/15





No hay comentarios:

Publicar un comentario