sábado, 12 de septiembre de 2015

8 DE SEPTIEMBRE [39]


8 DE SEPTIEMBRE [39]

Un día 8 de septiembre, me di cuenta que todos corremos, ¿para qué tanta prisa?, deberíamos estar recorriendo paisajes, ahora, antes de que penetre la nieve en los ojos y no permita divisar un arco iris en el cielo.

De nuevo pienso en ti, sé que eres feliz, todos a nuestra manera lo somos, o nos mentimos para agradar a otros. ¿Qué sería del mundo, cuando ya no veamos pájaros con plumas de colores, y en el cielo sólo se vean alas de metal?

¡Oh amor de mis amores! ¡éste día será maravilloso!

Ahorita resbalé, muchas veces caigo, pero una mano sostiene la mía, como al pequeño gorrión entre el bosquecillo ocre que lo guarda.

¿Pensarías en mí si te digo que te amo? ¡qué vainas! El amor es caprichoso como el viento, viene y va con el pensamiento, agita la bandera de los sueños y nos vuelve grandes, nos junta, nos abraza, cuando cerramos los ojos para amarnos...

Una brisa nueva agita mi corazón, ¿qué será este calor, que como un camino de hormigas recorre mi carne y me devora?

Ha de ser que ese canto suave del otro lado del bosque, ha invitado a una oración, y quiero recoger paja seca para tejer un nido, pero me doy cuenta que mis alas no tienen la fuerza de otros días, me oprime el pecho, el calor que me asoló hace un segundo desaparece, y me veo al espejo, acepto que todo cambió, mis plumas no brillan, ese canto no era para mí, es que no había visto que a mi lado estaban dos mariposas muy lindas, que habían salido de un cofre fabricado en mi corazón, y abrieron sus alas para lucirse en su propio tiempo, el mío terminaba, como termina una lágrima rodando por mi pecho,  y desaparece, mansamente, como las quebradas de antaño que besaban rocas y laderas al paso altanero de sus corrientes interiores, y cantaban, ¡qué hermoso cantaban con las rocas!, escucho ahora, un sorbo de agua pura se ajusta, y pasa suavemente por mi garganta, hasta llegar a mi  propio lago callado y mudo…

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, septiembre 12/15





No hay comentarios:

Publicar un comentario