lunes, 10 de agosto de 2015

UN DÍA 10 [53]


UN DÍA 10 [53]

Mi madre parece una reina en medio de todos sus nietos, un día 10, como ella, fue el más perfecto, porque mi Rey puso sus ojos sobre su dolor, y hasta ahora comprendo que también sobre el nuestro. 

Bendita mujer que nos trajo al mundo y jamás renegó de su suerte, sino que agradecía cada instante por sus flores, sin importar cuántas espinas lleváramos, no una, sino muchas veces, pero también fuimos motivo de alegrías y consuelo, decía que éramos ese murmullo de palomas que bendecían su hogar, y que su corazón se volvía un gitano cuando nos sentía  a casa llegar.

Estás en mi corazón y en el de todos, ¿quién ha muerto?, nadie muere, pasamos a ser polvo de estrellas, o gota de lluvia en el manantial interior de cada mundo.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, agosto 10/15 

No hay comentarios:

Publicar un comentario