martes, 28 de julio de 2015

POR TU RIVERA [15]

POR TU RIVERA [15]

Respiro a tu cuello, fue demasiado, hasta que te cansé; ahora paso por aquí a mirarte sin que me veas, y en tus ojos hay una distancia tan enorme que no podemos salvar, ni porque el amor nos bendijera, ¿para qué?, soy una viuda de amor que pasa ligera, como rauda hoja por tu rivera...

Atino a olvidar, pero se empeña el recuerdo de ti en mí, como si estuvieras pegado en mi carne, en cada peca  recuerda tus caricias.

Un río violento surca tu espacio, golondrinas de paso, gaviotas blancas de tanto suspirar nieve de olas y juguetes caros de la vida.

Tu hálito se pega de mi boca, te recuerdo bajo un limonar en flor, cuando las acacias bordan nidos de paloma pequeña, y se enredan hilos de cabelleras grises y doradas, del pastizal que tiñe tu paisaje de colores.

Pienso en ti, ¿por qué será que no te olvido?, envejezco con tu boca y tu mirada, y despierto de nuevo, ¡soy una necia!, ¿cuándo aprenderé que el amor no se mendiga?, más todo mi amor te entregué, nada queda para mí, ¿desconocías acaso ésta parte de mi vida?

Un poema nace cada segundo, ojos negros como mis noches, caballo fuerte que corre y corre, hasta llegar a la cumbre, sin voltear a ver a esa potranca triste, que dejaste enamorada en tu camino.

Raquel Rueda Bohórquez

Barranquilla, julio 28/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario