martes, 28 de julio de 2015

PIES DESCALZOS [19]

PIES DESCALZOS [19]

Pálidos como niñas en el bosque
se tornan los lirios en la mañana,
un frío calando árboles
arropa de cantos el mío
y bendice la lluvia
un campo gris de arenas secas
por donde navegamos esperanzas.

Tocó sus aguas,
rara sensación que torna en lágrimas
la sonrisa de la niña.

Y se fue, un camino cercado de tristezas,
gritos que escuchó el mar
para juntarle donde se crecen flores amarillas,
y toda la suciedad anega en verde espeso
su divino madrigal de vida.

¿Diste el beso pendiente?
¿Le dijiste ayer lo tanto que la amabas?
¡No hubo tiempo ni para tocar su rostro!...

En traje blanco navegó asustada
la niña de los pies descalzos y rostro de lis
entre sus enfurecidas aguas,
ya que a jugar no fue invitada.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, julio 28/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario