jueves, 30 de julio de 2015

ESPERÁNDOTE [5]

ESPERÁNDOTE [5]

Sigo esperando por ti,
no hay día en que no te piense,
cual paloma que a su amante anhela,
así doblo las rodillas del alma,
ansiando ese día sea tan cierto,
como que te estoy suspirando.

Vaga la mirada,
y entorna el águila la suya
hacia la cúpula de la montaña,
si  el eco en su cantar sereno invita,
sus alas  parecen de avión ligero
que en su libre vuelo
una tempestad desata.

¿Qué nos pasa?
Si tanto nos amábamos,
¿por qué hoy, pareciera que nos odiamos?

Nada es tan inmenso y hermoso como el amor,
pero lo concibo como aroma y flor
que luego será semilla,
para bendecir lo árido de mi bosque interior.

A pesar de  lo que fue,
vives en mí,
colado como sangre
que bulle por gritar tu nombre,
sin que importen malas lenguas
ante éste tormento de amarte
y no recibir de ti,
ni siquiera una respuesta.

Raquel Rueda Bohórquez

Barranquilla, julio 30/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario