viernes, 16 de mayo de 2014

EN OTRA OCASIÓN

EN OTRA OCASIÓN

Adivinando que el silencio es la voz de Dios
grito desde mi blanca pared, que también es del amor
y palpita en el universo, como poema y música
desde montañas verdes  y praderas
en donde habita el alma del ruiseñor

Pensando que tal vez, amor mío
que puede ser en otra ocasión,
cuando las blancas azucenas cambien de traje
y adivinemos en el bosque
la grandeza de un trino
y la magia de un cantor.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, mayo 16/14

No hay comentarios:

Publicar un comentario