jueves, 20 de abril de 2017

A LETRAS (136)

A LETRAS (136)

Nuestra seguridad se parece a un vaso de cristal en manos de gente que odia y que inventa guerras, los que olvidaron que la vida es una lágrima asomando por entre los párpados, los que no creen en un poder superior al dinero, los que imaginan que vivirán más de los días que ya tienen contados.

Es verdad lo que dice un amigo: los que hoy huyen, mañana podemos ser nosotros, los que hoy son pateados, podemos ser nosotros en algún estadio.

Escucho: Te amo mi amor, ¿por qué no seguimos ajustando este mundo habitado por gente perversa, a versos?

Dejemos un recuerdo al amor, no a la guerra, que nuestras armas sean letras y poemas al bosque, al ave, a tus ojos negros, a tu boca dulce, a tus manos que acarician, a tu lengua que baila merecumbé en mi boca, a la flor y a la hoja, a la sonrisa aunque sea fingida, a la felicidad aunque la inventemos...

Somos un mundo de gentes tristes por tanta guerra, pero aun así continuamos soñando con un mundo mejor.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla 20 abril/17



No hay comentarios:

Publicar un comentario