lunes, 20 de marzo de 2017

MI ESPEJO/A Kico

MI ESPEJO/A Kico
Mi espejo era una cama angosta, 
sus ojos retrataban la palidez de mudos días.

¡La pobre!, ¡cuánto soñó!, ¡cuánto amó!
¿Será que alguna letra escribiría?

Pasaron todos, uno a uno, 
mi espejo recibió una que otra risa burlona.

Los imaginé luego, viéndolos en otra cama,
y pensé: ¡qué va!, ¡ni más amplia, ni más fina;

¡en mi propio espejo se verán un día!

Raquel Rueda Bohórquez 
Barranquilla, marzo 19/15

©

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada