martes, 28 de julio de 2015

AL COLIBRÍ [13]

AL COLIBRÍ [13]

¡Lo vi tan frágil y pequeño!,
semejando un escarabajo
o una mariposa con alas de platino
verde y azul, brillando tanto,
que un diamante sentiría rubor
ante tan grácil figura.

Un batir de alas,
¡es mío!, lo vi primero!
gritó la flor que más cerca le tenía,
pero él, así como llegó,
asomó sobre otra flor
que lo enamoró enseguida.

Va y viene mi dulce joya
brillando entre las blancas flores,
y entre rubores de muchachas pasa
dejando un beso,
para robar sin temor
la miel que nutre su embeleco.

Raquel Rueda Bohórquez

Barranquilla, julio 28/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario