sábado, 18 de abril de 2015

PARECIDO A TI [50]

PARECIDO A TI [50]

Y arriba de todo,
podría decir que casi tocando el sol,
te divisé.

¿Qué me dirías si te cuento que de ti me enamoré?

Bastó un verso, la comisura de tu boca,
bastó tu cuello fuerte en lo verde de la pradera
para que mi vida de ti dependiera.

¡Relincha fuerte!, ¡patea con arrogancia!
Al fin, amor mío, eso fue lo que me llamó,
tus crines revueltas por brisas de enero
y la polvareda que tu andar dejó.

Luego, fue temblor tu boca en la mía
desnudos, sin más abrigo que la lluvia fresca,
y sin más pasión que adivinarnos en las bocas,
sin más cadena que nuestras lenguas.

Se llenó mi luna de ti,
reventó un río violento que me habitaba,
y al verle correr cada día, con tu misma inquietud,
descubrí que no fue quien su mies me entregó
durante un tiempo de abandono y soledad,

sino que de tanto pensar en ti
nació un potrillo con tus ojos
con tu boca, con tu esencia,
y tu pasión por vivir.

Raquel Rueda Bohórquez
Barranquilla, abril 14/15



No hay comentarios:

Publicar un comentario